López denuncia a Murillo por persecución política

La ministra de Comunicación, Gisela López.
Foto: Archivo

Gonzalo Pérez Bejar  / Cambio

La ministra de Comunicación, Gisela López, denunció ayer ser víctima de persecución política por parte del senador de Unidad Demócrata (UD) Arturo Murillo y rechazó las acusaciones respecto a los denominados ‘guerreros digitales’.

“Hay una intencionalidad política de por medio con sesgo machista, con intencionalidad de atacar a una mujer. No son todos los ministros del gabinete, sobre todo varones, que reciben 10 ó 15 pedidos de informes de la oposición, sino que somos las mujeres”, declaró a los periodistas.

Dijo sentirse asediada por la cantidad de informes que le solicitaron, más de 40 en lo que va de su gestión, y se declaró víctima de persecución “por el político misógino (aversión hacia las mujeres) y mitómano (propensión a mentir)” Arturo Murillo.

El legislador de la oposición denunció el lunes que los denominados ‘guerreros digitales’ cobran sueldos que oscilan entre los Bs 8.400 y los Bs 18.517, y advirtió que alistaba un proceso penal contra la ministra López por el supuesto “ataque” a la oposición mediante las redes sociales.

La titular de Comunicación rechazó las acusaciones y pidió que muestre pruebas, así como el supuesto “ataque” a la oposición mediante las redes sociales.

El secretario de Comunicación de la Dirección Nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), Gualberto Arispe, dijo que los militantes, llamados ‘guerreros digitales’, no cobran salarios del Ministerio del área.

Redes sociales

López dijo que la creación de la Dirección de Redes Sociales está avalada por el Decreto Supremo 2731 y que su estructura salarial es igual a la de cualquier dirección en la entidad pública.

“Los niveles salariales están regidos por una escala maestra que rige todos los niveles del Gobierno”, sostuvo.

Aseguró que su autoridad no “infló” más allá de lo que rige la escala maestra salarial, y la contratación de servidores públicos se basa en una serie de requisitos que están normados, y en caso de vulnerar cualquiera de ellos es susceptible de ser sancionada a corto o largo plazo.

Cuestionó que se “multipliquen” las mentiras, que sólo hacen daño, pues detrás de  cada persona está la familia.

Por ello, emplazó al senador Murillo a que presente su demanda penal inmediatamente y deje de usar a los medios de para multiplicar mentiras.