“Fueron unos Juegos maravillosos”

Pérez fue uno de los protagonistas en la ofrenda a la Pachamama el día que se encendió el Fuego en Tiwanaku.
APG

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

El presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez, hace un balance de los XI Juegos Suramericanos que se realizaron en Cochabamba. Dice que “fueron espectaculares”, con imponentes escenarios y “un maravilloso” público boliviano.

—¿Qué evaluación hace de los XI Juegos?
—El balance es positivo. Estamos contentos por cómo se realizaron. Si bien nos costó un poquito en el arranque, porque teníamos algunos escenarios que no estaban terminados para el inicio de las competencias, llegamos a tiempo y eso fue determinante para que el evento se desarrolle con éxito.
La inauguración y la clausura fueron espectaculares, con mucha adrenalina, música, baile, canto, y hubo un público que se comportó de manera excelente no solamente en ambos actos, sino en todas las jornadas, ya que asistió en buen número, dándole esa motivación traducida en el apoyo y el aliento que necesitan los deportistas cuando ingresan en competencia. El corolario fue la hermandad y confraternidad entre los pueblos que conforman la Organización Deportiva Suramericana.
Los días de competencia se desarrollaron con mucha normalidad, sin contratiempos, al margen de las inclemencias del tiempo, contra las que no se puede luchar, que forzaron a suspender o retrasar algún deporte, eso certidumbre se dio porque hubo una buena planificación y organización.
La seguridad estuvo impecable, gracias a Dios no se registró ningún hecho que haya empañado los Juegos en esta materia.
Un hecho deportivo importante es que se batieron récords en el ciclismo con un velódromo a 2.600 msnm y una pista muy veloz, que ya trascendió en el mundo.

—¿Qué calificación le da?
—Sin caer en la exageración fueron muy buenos. El desarrollo fue espectacular en lo deportivo y organizacional, y en esto hay que destacar el aporte y dedicación que le prestaron el Ministerio de Deportes, el Comité Organizador (Codesur), la Gobernación, las alcaldías, los voluntarios y todas las personas que pusieron su granito de arena para que este evento se realice de la mejor manera.
De 1 a 10 le daría un 8, es una buena nota.

—¿Qué le parecieron los escenarios deportivos?
—Después de los Juegos habrá un antes y un después para el deporte boliviano no sólo a nivel de atletas, sino organizacional y dirigencial. Todos se pusieron a tono en lo que significa hacer un evento internacional de alta gama.
Tienen una infraestructura de primer mundo, sin ella tal vez estaríamos hablando de otro capítulo, pero fueron determinantes para que se realicen unos Juegos maravillosos.
En el tiempo que transcurrió el evento no escuché a un atleta o un dirigente quejarse de los escenarios deportivos, más bien me hicieron buenos comentarios, una señal clara de que marcó la diferencia.
En las reuniones con jefes de misión, que se realizaron día por medio, se escucharon miles de problemas que son normales y mínimos en este tipo de eventos, pero que no influyeron en el desarrollo.
Presentaron una hermosa Villa Suramericana, contó con todas las condiciones y comodidades, y otra en Villa Tunari, que es un lugar ideal para hacer un campamento.

—¿Cómo se siente Odesur después de esta edición?
—La Odesur se siente orgullosa de haber sido parte de los Juegos que se disputaron en este tipo de escenarios, que son de primer mundo.
El sólo hecho de estar impecables representó una tranquilidad para los deportistas y dirigentes, que expresaron su conformidad.
Es el legado más importante que dejan los Juegos, Bolivia no debe desaprovechar esta infraestructura para dar un salto en el mejoramiento.
—¿Qué representa tener una buena infraestructura?
—La infraestructura con la que se queda Bolivia es importante para el desarrollo deportivo, desde esa perspectiva es muy importante que se sienten a trabajar sobre un plan nacional del deporte porque toda la infraestructura debe ser utilizada, tiene que haber un plan de contratación de entrenadores y una programación de competencias nacionales e internacionales para que los atletas puedan mejorar el nivel de rendimiento. 
Definitivamente los escenarios son espectaculares y no hay que descuidarlos.

—Bolivia pedirá ser sede de los Juegos Panamericanos 2027, ¿qué opina usted?
—Es un proceso largo, todavía no se abrió el período de candidaturas; cuando se abra el proceso de candidaturas, Bolivia creo que  tendrá que hacer un gran esfuerzo porque los Juegos Panamericanos son bastante más exigentes que los Suramericanos, tiene que calcularse que son muchos deportes clasificatorios para los Juegos Olímpicos, por lo que los requerimientos son mayores.
Siendo un país suramericano el que se postula, Odesur apoyará esa candidatura. Se está hablando de que los otros candidatos son Montreal (Canadá) y tal vez alguna ciudad de Estados Unidos, por lo que no será nada fácil; nosotros vamos a colaborar a Bolivia para que se presente la mejor candidatura posible.

—¿Qué impresión le dejó el deporte boliviano?
—He observado que hay deportistas con buena chance de progresar y equipararse con atletas de otros países y luego meterse en la pelea palmo a palmo por ganar medallas
Tienen algunos deportes en los que son fuertes, como el ráquetbol, la natación y otros que tienen buen perfil. 
Lo más importante es que con la infraestructura que ahora tienen hay que darle un soporte al deportista para el futuro.

—¿Qué se debe hacer para crecer y mejorar?
—Bolivia necesita entrar a un proceso de contratación de entrenadores para apoyar a sus atletas y una serie de técnicos para hacer la detección de talentos, es un proceso que dura varios años, no es rápido.
Debe haber una alianza muy importante y fuerte entre el Comité Olímpico Boliviano y el Ministerio de Deportes para que esto vaya para adelante, surja y crezca, es la única receta que funciona, y lo más importante: andar todos unidos.

—¿Cómo califica la actuación de Colombia, la ganadora de los Juegos?
—Colombia ha realizado un proceso muy bueno y el resultado se está viendo en cada torneo internacional. Lo que hizo aquí es parte de aquello.
Desde que organizó los Juegos en Medellín en 2010 comenzó a disparar para arriba, ese es el proceso que debe seguir Bolivia para encumbrarse entre los grandes del deporte suramericano.
Todos sabemos que Brasil es una potencia, Chile viene trabajando bien, organizó eventos importantes. El que no entra en un proceso y no se pone las pilas se queda atrás.

--

Perfil

Camilo Pérez, dirigente paraguayo. Es el presidente de la Organización Deportiva Suramericana. Asumió en agosto de 2017 y su mandato finaliza en 2019.