Resortín gana mercado en la fabricación y arreglo de colchones

Foto: Colchones Resortín
Un colchón fabricado por la microempresa alteña.

Maribel Condori Monrroy / Cambio

Por la calidad de productos y mano de obra, la microempresa alteña Colchones Resortín es requerida por clientes exigentes, además de empresarios en el negocio de hoteles de cuatro y cinco estrellas, instalados en las ciudades y zonas turísticas del país.

Su propietario, Santiago Cocarico Mamani, en una entrevista con Cambio relató que son 16 años que la pequeña unidad productiva se dedica de forma exclusiva al mantenimiento y elaboración de colchones artesanales de resorte. 

La microempresa fabrica el producto a pedido, con materia prima de primera, que brinde el máximo confort al cuerpo y al mejor precio. Y si de mantenimiento se trata, repara y entrega la obra en menos de 24 horas bajo los estándares de calidad, resaltó. 

De este modo, Colchones Resortín tiene en la actualidad clientes particulares, además de empresarios de los principales hoteles instalados en las ciudades y zonas turísticas de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Oruro e inclusive de Argentina y Chile.  

“Distribuimos y recogemos los colchones de los domicilios. No tenemos tiendas (…) nuestros productos tienen 10 años de garantía y mantenimiento gratuito. Por recomendaciones, llegamos a hoteles que confían y han dado testimonio de nuestros servicios”, añadió. 

Cocarico indicó que en 2016 la microempresa obtuvo el sello de oro, uno de los máximos galardones del Premio Nacional a la Excelencia, otorgado por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

“El sello de oro nos ha ayudado en gran manera a llegar a más clientes. Tener un galardón otorgado por el Gobierno genera mucha confianza”, comentó. 

Pero además de ese reconocimiento, la compañía alteña recibió premios internacionales porque trabaja con la política de reciclar el colchón en desuso, darle vida útil y así contribuir al cuidado del medio ambiente. 

Fabrica e innova según la demanda de sus clientes

El artesano indicó que Colchones Resortín arrancó con un capital de 5.000 bolivianos. Esa inversión creció a través del tiempo gracias a la confianza de sus clientes y ahora es una de las pocas empresas que opera sin recurrir a préstamos de entidades financieras. 

Actualmente, la microempresa emplea a cuatro personas de manera fija y tiene a otros cuatro en proceso de aprendizaje. Con la finalidad de comercializar en el mercado productos de calidad, brinda a todo su personal capacitación constante. 

Según el modelo y la calidad de la materia prima, los colchones de resorte oscilan entre Bs 2.000 y Bs 2.800. La fabricación, de acuerdo con las medidas de la cama, demora tres días y la entrega es a domicilio.  

 
El taller está instalado en la ciudad de El Alto, en la avenida Héroes Kilómetro 7 Nº 297, a media cuadra del peaje del aeropuerto internacional. Para mayores detalles, los interesados pueden llamar al 76732280 o al 2825616, además de la cuenta Colchones Resortín en la red social Facebook, donde están las fotografías de los modelos y diseños que innova.

Apuntes

Resortín es una empresa dedicada al diseño, fabricación, distribución y mantenimiento de colchones.  

Según el diseño y la calidad de los materiales, los precios de los colchones de resorte oscilan entre Bs 2.000 y Bs 2.800. La fabricación, de acuerdo con las medidas de la cama, demora tres días y la entrega es a domicilio.