AE: ajuste de tarifas apunta al uso adecuado de la energía eléctrica

Foto: Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad
Planta de generación de energía eléctrica en Tupiza, Potosí.

Maribel Condori Monrroy / Cambio

Una familia tradicional consume cerca de 116 kilovatios por hora (kWh), mientras que un usuario que gasta más de 1.000 kWh demanda alrededor de ocho veces más que lo normal. Por lo tanto, el ajuste de tarifas eléctricas apunta al uso adecuado de la energía, indicó la AE.

El director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE), Daniel Rocabado, explicó que la demanda actual en el país llega a más de 1.400 megavatios (MW) y que existen alrededor de 600 MW de reserva para abastecer el consumo nacional. 

“El gasto promedio de una familia tradicional es de 116 kilovatios por hora, esto nos demuestra que una familia que consume arriba de 1.000 kilovatios hora/mes está gastando aproximadamente ocho veces más”, explicó Rocabado.

Manifestó que el ajuste de tarifas eléctricas que se aplica desde mayo a los domicilios que registren un uso superior a 500 kWh y por encima de 1.000 kWh es una medida que apunta a crear conciencia en el uso eficiente de la energía.

El uso adecuado del servicio eléctrico implica no dejar las lámparas encendidas sin necesidad o durante tiempos prolongados, utilizar los electrodomésticos —planchas, estufas, aire acondicionado, lavadoras entre otros— sólo el tiempo necesario, además de conectar el cargador del celular y el enchufe de la radio y el televisor sólo si son utilizados, recomendó Rocabado. 

“El uso eficiente permitirá que las tarifas tengan una estabilidad y tener un acceso universal y equitativo al servicio para todos los domicilios del país”, indicó el Director de la AE. 

El ministro de Energías, Rafael Alarcón, informó el miércoles de la semana pasada que el ajuste de tarifas eléctricas sólo afectará al 2,72% del universo de la población, que alcanza a 2,3 millones a escala nacional.

En Bolivia, cerca del 98% de los usuarios tiene un consumo por debajo de los 500 kWh, es decir que gran parte no será afectada. La medida se aplicará debido al incremento en los costos de operación y mantenimiento de las plantas generadoras de energía, dijo el titular de la cartera de Energías.

Este ajuste se implementará únicamente en los hogares que tienen elevados niveles de consumo de energía, mientras que las tarifas del sector industrial se mantienen invariables y no tendrán ningún incremento en sus facturas, enfatizó Alarcón. 

Los usuarios pueden calcular su factura

En la página web www.ae.gob.bo, la AE tiene una aplicación donde los consumidores pueden calcular su factura, dependiendo del nivel de gasto y de acuerdo con la categoría a la que correspondan.

La entidad de regulación también habilitó la línea telefónica gratuita 800102407 las 24 horas, los siete días de la semana, para que los usuarios realicen sus consultas sobre el ajuste de tarifas eléctricas, añadió el Director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad.

Apuntes

El ministro de Energía, Rafael Alarcón, informó el miércoles que desde junio todos los hogares que registren un consumo de electricidad superior a los 500 kilovatios por hora (kWh) y por encima de los 1.000 kWh tendrán que pagar más por el servicio y que la medida sólo afectará al 2,72% del universo de usuarios en el país.

La actualización de tarifas será aplicada para quienes tienen consumos excesivos de en sus domicilios, dijo el titular de esta cartera.