Bolivia se consolida con inversión pública más alta sobre el PIB

Infografía: Franz Rosas

Fernando Carrafa Arancibia

Desde 2015 hasta 2017, Bolivia mantuvo por tres años consecutivos la inversión pública más alta respecto al Producto Interno Bruto (PIB) en Sudamérica. En general, el 70% de los recursos de financiamiento fue propio y el restante 30% externo.

El vicepresidente Álvaro García Linera destacó el impacto de la inversión pública como uno de los principales motores de crecimiento económico en un escenario internacional adverso. El balance lo realizó en el marco del seminario internacional ‘Evaluación y perspectivas de la economía boliviana y de la región’, efectuado el 8 de mayo en La Paz. 

“Somos el país que tiene mayor participación de la inversión pública respecto al PIB, estamos por encima de Ecuador, Paraguay, Uruguay, Chile, Brasil, ésta es una cualidad de nuestro modelo económico”, aseveró García Linera.

Dijo que en 2015, la inversión pública llegó al 14,7% del PIB, en 2016 al 14,9%, en 2017 bajó a 12,6% y pese a ello continuó como el más alto.

Organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina (Cepal), entre otras entidades, destacaron la inversión pública de Bolivia y su destino para infraestructura productiva, caminos, educación y salud, principalmente.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Economía, en 2015, la inversión pública ejecutada llegó a $us 4.892 millones, para 2016 aumentó a $us 5.065 millones y el año pasado alcanzó a $us 4.772 millones.

En cuanto al financiamiento de la inversión estatal, el Vicepresidente indicó que en 2015 el 81% se ejecutó con fondos propios y 19% con créditos externos, para 2016 el 78% de los recursos fue estatal y 22% de fuera del país, mientras que en 2017 el sector público llegó al 77% y las entidades extranjeras al 23%.

Desde 2006 está vigente el Modelo Económico Social Comunitario y Productivo, el cual, según el Gobierno, prioriza la inversión pública y fomenta el mercado interno como principales factores del desarrollo.

En ese marco, Bolivia se consolidó como la economía con mayor crecimiento en Sudamérica durante cinco años, cuatro de forma consecutiva; es decir, en 2014 logró el mayor índice con 5,46%, en 2015 nuevamente fue primero con 4,86%, en 2016 4,26% y el año pasado se sostuvo en el primer lugar con 4,20%, según los datos de la cartera de Economía.

Para este año, el Gobierno programó una inversión  de $us 6.210 millones, monto que se mantiene en niveles similares a las pasadas gestiones con el fin de dinamizar el desarrollo de la economía.