Venezolanos encaran en las urnas lucha contra la desestabilización

La ‘marea roja’ presente en una de las concentraciones para respaldar la reelección del presidente Nicolás Maduro.

Fernando del Carpio Z.

Las elecciones en Venezuela son parte del cronograma de renovación democrática en ese país, que en los últimos 18 años tuvo más de 20 procesos electorales para la conformación de gobiernos nacionales, regionales y legislativos.

El sociólogo Eduardo Paz Rada indicó que el pueblo venezolano decidirá su futuro de entre cuatro candidatos, entre ellos el presidente Nicolás Maduro, que va a la reelección, y el opositor Henri Falcón.

Admitió que no cesan los intentos de desestabilización con el fin de frenar la democracia venezolana, pese a que grupos ‘terroristas’ y ‘mercenarios’ apoyados por la oposición trataron de derrocar al presidente Maduro, entre los años 2016 y 2017.

“No sólo fracasaron esos intentos, sino también el bloqueo económico, comercial y financiero, instrumentado desde el imperialismo norteamericano”, afirmó.

Paz Rada cree que el intento de la Organización de los Estados Americanos (OEA), del Gobierno de Estados Unidos y del Grupo de Lima, constituido por 12 países latinoamericanos, “no tendrá ningún impacto porque lo que soberanamente decida el pueblo debe ser aceptado, en primer lugar, por quienes viven en ese país y son los ciudadanos de Venezuela”.

Respeto al voto

En línea con esa posición, el embajador de Bolivia en Venezuela, Sebastián Michel, dijo que los venezolanos quieren que se respete su voto y tener el presidente que elijan, y están en contra de una intervención militar.

“Saben que hay una crisis económica, una crisis política, pero de ninguna manera una crisis humanitaria”, sostuvo.

“Una intervención internacional estoy seguro que traerá una crisis humanitaria. Una vez que pase la elección debe darse un gran pacto político entre el oficialismo y la oposición para que la situación del pueblo venezolano mejore”, subrayó el diplomático.

Aunque durante estos años Maduro sufrió fuertes presiones, Paz Rada prevé que continuará la sed de castigo y venganza del imperialismo norteamericano, que no acepta que los presidentes Hugo Chávez, Luiz Inácio Lula da Silva, Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Ortega, Rafael Correa y Evo Morales hayan llevado adelante un proyecto de integración regional latino y caribeño sin la presencia norteamericana.

Washington no acepta la soberanía e independencia de la región porque considera que tiene un destino manifiesto de controlar América Latina, de ejercer su dominio sobre la región, y a eso se están prestando Gobiernos como los de Argentina y Brasil, la OEA y los del Grupo de Lima, que no tienen autoridad moral ni democrática para intentar desestabilizar al Ejecutivo venezolano.

Para el sociólogo y docente de la UMSA, la posibilidad de derrocar a Maduro siempre está abierta, considerando los millonarios recursos que utilizan los ‘gusanos’ de Miami.

Sin embargo, refiere que hay que tomar en cuenta que Venezuela tiene excelentes relaciones con Rusia y China, que son los nuevos actores de la política económica y diplomática mundial que han puesto en un lugar secundario a Estados Unidos, “que trata de mantener su control en la región, por tanto continuarán los intentos que realiza a través de Colombia, pero el pueblo venezolano responderá todo este tipo de amenazas”.

Recientemente el escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, dijo a CNN que no sólo Estados Unidos, sino la Unión Europea y los países de la región, como Brasil y Argentina, deben asfixiar económicamente al país llanero para que Maduro renuncie.

A Paz Rada no le extrañan las declaraciones de Vargas Llosa porque tienen antecedentes conspiradores vinculados a intereses del imperialismo comercial y financiero, y se ha convertido “en adalid de todas las posiciones conservadoras mundiales y su discurso es poco creíble”.

Maduro tiene como desafío —afirmó— cambiar la burocracia y generar un mayor control social para solucionar todos los problemas.
“Venezuela es un país muy rico en petróleo, oro y recursos naturales, y el trabajo que debe hacer es impulsar una gran revolución productiva con importantes aportes del sector agropecuario para enfrentar todos los boicots y sabotajes que se presentarán”, apuntó.

Las amenazas

Desde que Hugo Chávez construyó el proceso bolivariano, que fue pionero en Sudamérica, vinieron Lula, Kirchner, Correa y Morales, que construyeron la Patria Grande y que el imperio trata de destruir, dijo Eduardo Lohnhoff Bruno, dirigente de la Juventud Comunista Boliviana, que respalda el proceso democrático venezolano.

Afirmó que el año pasado se dio un intento de golpe en Venezuela con las famosas ‘guarimbas’, donde Estados Unidos, con el aval de la OEA, instrumentalizó a jóvenes para violentas manifestaciones, pero en medio de la resistencia del pueblo venezolano comprometido con la revolución bolivariana. 

Además algunos opositores se negaron a participar en las elecciones y llaman a la abstención, tratando de deslegitimar, como lo hicieron en Bolivia con las elecciones judiciales, pero “creo que será una fiesta democrática y una gran participación popular. Las fuerzas imperialistas y la derecha incompetente buscan la violencia y la confrontación, pero la gente no quiere eso”, aseveró. Para Lohnhoff el plan de Donald Trump apunta a una intervención militar, y la situación de crisis en Venezuela se da por un bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, que fue reconocido por el senador y excandidato estadounidense  George Sanders, quien dijo: “Todos hablan mal de Venezuela, pero no ven el bloqueo impuesto por Estados Unidos, además hay una guerra económica donde el empresariado acopia alimentos”. Para el dirigente de la Juventud Comunista, el proyecto de la Patria Grande no ha muerto, y considera que resurgirán los gobiernos progresistas, con Lula en Brasil y paulatinamente en los demás países.

“La victoria de Maduro significará la cohesión regional de la izquierda legítima y democrática, demostrará que Venezuela no vive una dictadura, sino una plena democracia, pero democracia socialista”, añadió.

Candidatos

En la jornada electoral participan cuatro candidatos: el presidente Maduro por el Frente Amplio de la Patria; Henri Falcón, de Avanzada Progresista (AP), con el apoyo del Partido Socialcristiano (Copei) y del Movimiento Al Socialismo (MAS); Reinaldo Quijada, de Unidad Política Popular 89 (UPP89), y Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, representa a la iglesia cristiana Maranatha.

Michel afirma que fracasará el plan de abstención

Venezuela llega a las elecciones de hoy con mucha calma. En los días previos hubo muchas convocatorias por redes sociales y algunos medios de comunicación a varias movilizaciones, pero éstas no se cumplieron, señaló a Democracia Directa, desde Caracas, Sebastián Michel, embajador de Bolivia en ese país.

Los candidatos que participan hicieron campaña, y los tres partidos que se oponen a los comicios: Voluntad Popular, de Leopoldo López; Primero Justicia y Acción Democrática, del expresidente Carlos Andrés Pérez, apostaron por “la abstención para que la elección no tenga legitimidad”.

Sin embargo, Michel afirma que “fracasará ese plan, todo apunta a que esa estrategia no funcionará en gran medida y que lejos de perjudicar a Maduro terminará ayudándolo”.

Venezuela —explicó— tiene alrededor de 30 millones de habitantes, de los cuales 6 millones son colombianos que llegaron en busca de trabajo, hicieron y tienen familia venezolana, y cuando entre un país y otro hay diferencia de precios cruzan la frontera y retornan cuando tienen que recoger la caja de alimentos (Clap) que da el gobierno de Maduro.

Según el Embajador, hay una fuga de alimentos venezolanos muy grande porque el precio en el país bolivariano es económico, y cuando se cruza la frontera es caro, pasa lo mismo con la gasolina, “con cinco dólares se puede comprar más que en Colombia, donde un litro cuesta un dólar. Por Venezuela vive gran parte de las zonas fronterizas que tiene Colombia”.

Michel está convencido de que Maduro ganará las elecciones, pero considera que se deben esperar los resultados. “Creo que reinará la cordura, finalmente cada país debe elegir a la autoridad que quiera, y los demás países aceptar lo que el pueblo decida”, añadió.

Datos

El registro electoral (RE) venezolano alcanza a 20.526.978 votantes que elegirán al presidente, en tanto que el número para la elección de los integrantes de los consejos legislativos estatales es de 18 millones 919 mil 364 electores.

En el RE de las elecciones 2018 se presentan dos universos de electores, lo cual obedece al hecho de que para la elección del ámbito estatal no participan las personas inscritas en el extranjero, al igual que los habitantes del Distrito Capital, entidad que no elige consejos legislativos por contar con un régimen administrativo especial, pero sí están habilitados los extranjeros y extranjeras con más de 10 años de residencia en el país.