‘El Killer’ construyó refugio en su casa para evitar su captura

El aprehendido Froilán Molina y las pruebas de que en su casa construyó un escondite.
Cambio

El principal acusado por el asesinato del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz, Froilán Molina alias ‘El Killer’, se ocultaba en una vivienda con compartimiento secreto y con extremas medidas de seguridad, confirmó ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Una baranda alta con un sofisticado sistema de cámaras de vigilancia instalados en puntos estratégicos caracterizaban la vivienda Nº 406 de la calle 35 de Cota Cota, de la zona Sur. También un mirador en el frontis de ese inmueble era utilizado para identificar a gente sospechosa.
Además, que e interior del refugio del quien hirió de muerte a Quiroga Santa Cruz, con una ráfaga de ametralladora el 17 de julio de 1980, en instalaciones de la Central Obrera Boliviana (COB), se caracterizaba por ocultar un escondite.
Un operativo policial realizado a las 16.15 del 31 de enero de 2016 ingresó a esa casa en busca del prófugo de la justicia, sentenciado a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por el asesinato del líder del Partido Socialista 1 (PS-1) Marcelo Quiroga Santa Cruz.
Ya en el interior, y después de una minuciosa inspección se descubrió un doble tumbado de 40 por 40 centímetros y una pared falsa que ocultaba el escondite, después de realizar un perforado se encontró esas instalaciones donde estaba ‘El Killer’.
“El lugar está caracterizado por una baranda alta, cámaras de vigilancia y un mirador en el frontis. (La vivienda) había sido prácticamente acondicionada para esconder a una persona y cumplir tareas de vigilancia”, explicó el Ministro de Gobierno.

APREHENSIÓN
La denuncia sobre un delito común que involucró como víctima a uno de los familiares del Killer, permitió dar con su paradero. El Ministro de la Gobierno explicó que las operaciones de vigilancia y el cruce de información confidencial llevaron a verificar la llegada, hasta el mencionado domicilio de un vehículo Mazda color rojo, con placa de control Nº 4111, conducido por la hija del prófugo Valeria Molina Castillo de 21 años.
“Se estableció que la persona buscada se encontraba dentro de ese vehículo. Posteriormente apegados en el mandamiento de captura correspondiente y exhibiendo el mandamiento de allanamiento y habilitación de días y horas, a las 16.15 un contingente de policías de uniforme y algunos de civil”, precisó.