Alcaldía mantuvo a obrera edil bajo contratos durante 18 años

El velorio de María Elena Ferrufino, quien en la tarde fue enterrada en el cementerio de Bella Vista.
Foto: Gabriela Ramos

Gabriela Ramos / La Paz

La familia de María Elena Ferrufino reveló que la mujer de 70 años trabajó durante 18 años en la Alcaldía de La Paz bajo la figura de contratos, cuya duración era de tres, seis meses y en el mejor de los casos por un año. 

“Mi mamá tenía que renovar sus contratos todo el tiempo. Como estaba en esa situación, no tenía beneficios sociales, solamente el seguro de salud”, contó Víctor Villarroel, hijo de la anciana que falleció el lunes, aplastada por tablones de madera en almacenes de la posta Los Pinos, dependencia de la Alcaldía paceña. 

Inés Ferrufino, hermana de la fallecida, corroboró la información, y señaló que en las últimas gestiones se benefició con contratos anuales, pero pese al tiempo que trabajaba no fue incluida como personal de planta.

Villarroel también denunció que las autoridades municipales nunca respetaron o hicieron valer la baja médica que le otorgaron a su madre en la Caja Nacional de Salud (CNS), ya que padecía una hernia de disco que le impedía realizar trabajos pesados desde el 30 de abril. 

“Mi mamá tenía que realizar trabajos administrativos, pero nunca se cumplió, hace poco fui a buscarla a la calle 28 de Achumani y estaba haciendo mantenimiento en la calle”, señaló. 

La hermana de Víctor exigió que la comuna resarza los daños provocados a su familia. 

“Mi mamá era el pilar de la familia, era una mujer fuerte, activa, su muerte está destrozando a sus hijos”, indicó. 

El concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Silva advirtió que la situación laboral de Ferrufino es irregular porque no podía permanecer bajo la figura de contratada por tanto tiempo. 

El Ministerio de Trabajo asumió acciones en este caso y ya relevó información sobre el accidente. La delegada del defensor del Pueblo, Teresa Zubieta, también seguirá el caso de oficio porque se presume que se vulneraron los derechos de una persona de la tercera edad.

 
El alcalde Revilla solicitó un informe sobre las condiciones de seguridad ocupacional en que trabajaba Ferrufino, pero no se refirió a su situación laboral.