Chile no da garantías y frena entrega de libros sobre el mar

Alfonso Ossandón, Clemente Gutiérrez y Milton José Flores en la conferencia de prensa en el Comité Cívico Pro La Paz.
Foto: Carlos Barrios

Gonzalo Pérez Bejar  / Cambio

La campaña ‘Dale un libro del mar a un hermano chileno’ se suspendió por falta de garantías del Estado chileno a la delegación boliviana que debía llevar los textos a las ciudades de Valparaíso, Santiago y Talca.

La decisión se la tomó luego de conocer que en los puestos de control fronterizo del vecino país se instruyó a carabineros y funcionarios aduaneros que eviten el ingreso de los libros a territorio chileno, denunció en conferencia de prensa el presidente del Comité Cívico Pro Departamento de La Paz, Clemente Gutiérrez.

“Ellos tenían conocimiento de que la comitiva viajaría a Valparaíso, Chile, los días 21, 22 y 23 de mayo para participar en la Feria del Libro”, afirmó.

Alfonso Ossandón indicó que la medida fue asumida porque no existen las garantías necesarias para las personas que integrarían la delegación y que tenían la misión de entablar contactos directos con sus pares de las organizaciones sociales de Chile con el fin de iniciar un “diálogo de pueblo a pueblo” con el Colectivo de Amistad Chile-Bolivia de Valparaíso.

“Esperamos concretar pronto esta iniciativa que sólo pretende dar pasos sustanciales y coherentes con el llamado que hizo el hermano presidente Evo Morales de iniciar estas instancias de diálogo antes que la Corte Internacional de Justicia dé su veredicto sobre la demanda marítima boliviana”, sostuvo.

Según Ossandón, el propósito del encuentro entre representantes de organizaciones sociales era que sus compatriotas compartan sus experiencias.

También se tenía previsto efectuar un encuentro de solidaridad con el pueblo Mapuche, cuyo principal dirigente, Celestino Córdova, se encuentra en delicado estado de salud después de una prolongada huelga de hambre.

Mala vecindad

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, indicó que “Chile es un país soberano que puede restringir las mercaderías y productos que vea conveniente, es su derecho”.

No obstante, indicó que “las señales que nos ha dado Chile hace muchos años es de una mala vecindad, así que no nos sorprende cualquier actitud que tome”.