Cariquima, Chile, es uno de los puntos de origen del contrabando

La población boliviana de Pisiga se encuentra a 28 kilómetros de Cariquima (Chile).
Foto: Google Maps

Roberto Medina Buezo  /  Cambio

Una comitiva del Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando inspeccionó el sábado la región fronteriza entre Pisiga y Bella Vista, y evidenció que la vecina población chilena de Cariquima es por donde más mercadería ilegal sale a territorio boliviano.

El viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, explicó en el programa El pueblo es noticia, de BTV, que entre Cariquima y el municipio fronterizo de Pisiga, Oruro, hay aproximadamente 28 kilómetros y al menos ocho puntos de ingreso a otras zonas bolivianas por donde los contrabandistas transportan toda clase de mercadería ilegal.

“Según el diagnóstico, al analizar el problema desde la parte boliviana vemos que a diario al menos 40 camiones vacíos llegan a Pisiga y se van a los garajes que hay en esa región, ahí perdemos el control”, dijo.

Respecto a la parte chilena, indicó que Cariquima es muy grande porque incluso tiene una pista de aterrizaje.

Éste es el último lugar donde la gente que se dedica a lo ilegal se aprovisiona para trasladar el contrabando hacia Bolivia por uno de los ocho puntos identificados de ingreso, aunque uno de los destinos favoritos es Pisiga.

Ya en esta población boliviana, los conductores y el personal de los camiones, en su mayoría de alto tonelaje, realizan un descargo ‘hormiga’ de la mercadería, por lo general toda la noche. 

“La carga de casi tres camiones de alto tonelaje llena un Volvo, y ahora la pregunta es, ¿por dónde ingresan estos vehículos a territorio nacional?, por eso consideramos que la única forma de detener el flagelo del contrabando es en la frontera”, reiteró.

Carreteras en buen estado 

La autoridad aseguró que los caminos que llegan desde Chile hasta la frontera con Bolivia son anchos y están bien mantenidos porque los contrabandistas pagan impuestos en su país, entonces su Gobierno los protege, mientras que ya en el lado boliviano existen miles de rutas porque las condiciones geográficas permiten las bifurcaciones (ramificaciones), entonces los contrabandistas nacionales aprovechan esta situación.

“Si hacemos la lucha contra el contrabando adentro (en Bolivia) será imposible controlar, nunca vamos a detener, por ello desde nuestro punto de vista se debe parar este flagelo con una buena estrategia y cobertura de seguridad en la frontera antes de que esos productos ingresen. Entonces tenemos que generar estrategias operativas adecuadas a las realidades de los trechos porque Potosí, Oruro y parte de La Paz son frontera con Chile y las realidades no son iguales. Lo concreto es que una parte del contrabando nace en un pueblo bastante grande de Chile y desde ahí la incursión y penetración a Bolivia es de manera ilegal”, aseguró.

Descuido fronterizo

El Viceministerio estructurará un sistema de defensa para evitar que ingrese el contrabando, luego habrá una organización adecuada a los objetivos políticos, militares y policiales. 

“Me preocupa el descuido de la línea fronteriza porque por eso se da esta forma de operar de gente sin escrúpulos ni patria que sólo le interesa el dinero”, añadió.

Otra de las evaluaciones fue que los pobladores de las fronteras tienen doble nacionalidad, entonces sus intereses se manifiestan en uno y otro país.

Uso de tecnología

También expresó su preocupación por el uso de tecnología por parte de estos grupos, ya que el sábado, cuando el contingente militar estaba haciendo una inspección, se observó la presencia de un dron que vigilaba todas las actividades.

“Escuchamos el zumbido y luego vimos el dron, entonces comprobamos que esas personas nos están vigilando”, aseguró.

El Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando definirá en los próximos meses las estrategias que serán aplicadas para fortalecer la lucha contra el contrabando, y para ello será necesario contar con mejores equipos y vehículos que permitirán realizar controles continuos.

“El Estado apoyará y esperamos reducir el contrabando en al menos el 90%”, enfatizó.

Mentiras en redes sociales contra operativos

El sábado por la mañana, cerca de la población de Sabaya (provincia Sabaya, Oruro) un minibús de transporte público de color rojo colisionó de frente contra otro que transportaba mercadería de contrabando.

El hecho provocó la muerte de seis personas de manera instantánea y al menos 10 resultaron heridas.

Este accidente fue difundido en las redes sociales como consecuencia de la supuesta persecución de un grupo de militares al minibús que transportaba mercadería ilegal.

Al respecto, el viceministro Rodríguez desmintió esa versión, y pidió a la población que esté preparada para este tipo de mentiras organizadas por los contrabandistas, cuyas ganancias ilícitas serán afectadas por los operativos.

“En persona observé ayer (por el sábado) cómo los carros chocaron de frente, aunque no hubo ninguna persecución militar. Los minibuses colisionaron y por el golpe quedaron unidos. Con el personal militar auxiliamos a los heridos, sacamos los cadáveres a un lado de la carretera y apagamos hasta con tierra el fuego, pero en las redes sociales mintieron culpando a los militares.

La autoridad dijo que los delincuentes que se dedican al contrabando están atacando a los militares, mintiendo, difamando e incluso atentando contra sus vidas porque se oponen a los operativos.