Sector agropecuario genera 1,3 millones de fuentes de empleo

Infografía: Javier Pereira

Fernando Carrafa Arancibia / Cambio

De 5,2 millones de la población económicamente activa (PEA) en el país hasta 2015, el sector agropecuario generó el 25,4%, es decir 1,3 millones de fuentes de empleo, de los cuales el 24,8% corresponde a hombres y el 26% a mujeres, señalan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En pasados años, los sectores de hidrocarburos y minería fueron los que registraron el mayor nivel de crecimiento; sin embargo, fueron afectados debido a la caída de los precios internacionales de las materias primas.

De acuerdo con la entidad de estadística, el sector de comercio aportó con el 16,4% de empleos, seguido por las manufacturas, con 10,2%; construcción, con 9,9%; mientras que de forma contraria los hidrocarburos y minería apenas generaron el 1,8% de fuentes de trabajo en sus actividades.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció en 4,21% en diciembre de 2017; el rubro agropecuario, en 7,8%; la industria de alimentos, bebidas y tabaco, en 5,8%; construcción, en 5,6%; transporte y comunicación, en 5,4%, entre los principales sectores, de acuerdo con los datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

La pasada semana, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, informó a Cambio que Santa Cruz se convirtió en el granero de Bolivia y destacó el aporte de los agricultores, que en su gran mayoría son pequeños productores migrantes del sector occidental del país.

“Estos trabajadores son los que ponen la espalda al sol para producir alimentos, arriesgan todo su capital y esperan que la naturaleza los acompañe.

En ese contexto, Rodríguez destacó la importancia que adquirió el área agrícola, ya que contribuye en la diversificación productiva nacional y podría ser la alternativa a los hidrocarburos y minería.

Oportunidades y desarrollo

Paradójicamente, pese a que la mayor parte de la siembra y cosecha se hace con maquinaria en los cultivos en áreas de gran extensión, la mayor parte de los productores migraron del occidente nacional, principalmente de Potosí.

Es el caso de Erwin Gutiérrez, productor del municipio Cabezas, de Santa Cruz, que llegó de Potosí, inició su actividad con 20 hectáreas y ahora tiene más de 140 hectáreas de arroz y soya. Dijo que su sector enfrenta fenómenos naturales como la sequía, ataque de plagas, desborde de ríos, que afectan sus cultivos; sin embargo, espera recuperar las pérdidas en la siguiente campaña agrícola.