Evo insta a defender a la Madre Tierra para garantizar la vida

El presidente Evo Morales presenta su ponencia en el Foro “Los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, territorios y recursos”.
Foto: Enzo De Luca

Gonzalo Pérez Bejar / Cambio

En oportunidad de dar a conocer los avances del movimiento indígena en Bolivia, el presidente del Estado, Evo Morales, alertó ayer de que la vida humana se encuentra en peligro porque aún existen políticas orientadas a acumular el capital en pocas manos y no respetar a la Madre Tierra.

“Si no cambiamos esas políticas del capitalismo, mal podemos decir que está garantizada la vida para todos los seres humanos que habitan el planeta Tierra”, afirmó Morales en parte de su intervención en el Foro “Los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, territorios y recursos” como parte de la 17a sesión permanente de las Naciones Unidas en Nueva York, EEUU.

La temática preparatoria a esta sesión en la ONU se llevó adelante en la ciudad de Sucre entre el 27 de febrero y el 3 de marzo.

De inicio, Morales destacó la presencia del movimiento indígena en la ONU y señaló que “los pueblos indígenas del mundo ya podemos deliberar, no solamente reivindicaciones del movimiento indígena, sino como siempre, como nuestros antepasados, defender la vida, defender la humanidad, defendiendo la Madre Tierra”.

Destacó el conocimiento de los “abuelos” cuando defendieron el continente, “antes llamado Abya Yala”, ya que siempre enarbolaron la defensa de la dignidad indígena, la identidad y la igualdad.

Sostuvo que cuando lucharon por la fundación de la República, implícitamente también lucharon por su liberación.

Dijo que en la actualidad se tiene otra responsabilidad importante: organizarse comunalmente, no sólo para luchar por las reivindicaciones, “sino para recuperar el poder político”.

En ese contexto, recordó que en 1992 se planteó la consigna “de la resistencia a la toma del poder político para gobernarnos nosotros mismos”.

“Esos principios nos dejaron nuestros antepasados”, expresó y añadió que esa lucha en Bolivia se plasma en el Pacto de Unidad, formado por las organizaciones sociales que enfrentan al enemigo externo y a los enemigos internos del pueblo, del movimiento indígena y que piensan en la verdadera liberación de los pueblos.

Resaltó que Bolivia es el primer país que ratificó con una ley nacional los derechos de los pueblos indígenas y que además los incluyó en la Constitución Política del Estado (CPE), vigente desde 2009.

“El movimiento indígena está en todo el mundo, en América Latina se intentó exterminar a los pueblos indígenas y hemos resistido”, indicó Morales.

Revolución boliviana

Morales subrayó la importancia de la Revolución Democrática Cultural que se impulsa en Bolivia desde 2006, porque permitió al pueblo boliviano cambiar la situación económica, social y cultural. Todo ello basado en la unidad, a pesar de haber soportado humillaciones y acusaciones.

Por eso enfatizó el hecho de que el movimiento indígena se haya convertido en el conductor de la hermandad, del avance de las políticas de complementariedad y solidaridad que se basa en el principio de la Madre Tierra.

“El movimiento indígena, en especial las vivencias por la Madre Tierra, vivir en armonía con la Madre Tierra, y por eso no puede ser mercancía. La Tierra y el planeta están siendo humillados por el sistema capitalista”, denunció.

Alertó que si no se cambian esas políticas del capitalismo, mal se podrá decir que está garantizada la vida para los seres humanos que habitan el orbe.

Demandó que en el foro el movimiento indígena —junto a expertos, profesionales y personalidades de organismos internacionales— se piense en la vida y en quienes habitan el planeta.

Advirtió que si no se asume con responsabilidad el movimiento social ante las Naciones Unidas, será imposible pensar en las futuras generaciones.

“Estamos obligados a combatir al imperialismo, al capitalismo, al intervencionismo y al armamentismo”, manifestó.

En su criterio, estas políticas se encuentran orientadas al genocidio. Por eso, dijo que no comparte el ejercicio de políticas de intervención y humillación. “No se trata de problemas políticos, inventan problemas políticos para intervenir a un país militarmente y después saquear sus recursos naturales”, señaló.

En la oportunidad, Morales pidió al Foro cambiar su denominativo de “cuestiones indígenas” a Foro de los Derechos de los Pueblos Indígenas porque el movimiento indígena no es un problema, sino la solución a la actual crisis capitalista.

“Al decir ‘cuestiones indígenas’ se insinúa que los pueblos indígenas somos un problema. Pero somos la solución a los problemas que afectan al mundo. Solo con la vida en solidaridad, complementariedad y en comunidad se puede desterrar el armamentismo, consumismo e imperialismo”, afirmó Morales ya por su cuenta de Twitter (@evoespueblo).

Antes de finalizar su participación, el Jefe de Estado refirió que Bolivia ahora está mucho mejor gracias a que se liberó de las imposiciones externas.

“Lo que no hicieron en 180 años como Estado colonial, nosotros lo hicimos en 12 años como Estado Plurinacional; cuando no nos sometemos política y económicamente al dominio externo, estamos mejor económica y democráticamente, ése fue el resultado, por eso fue tan importante liberarnos de las imposiciones que vienen de arriba y afuera”, aseguró Morales.

Las actividades del foro de las Naciones Unidas concluirán el 27 de abril.

Embajador Pary destaca liderazgo mundial de Morales

El embajador de Bolivia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Diego Pary, afirmó que la participación del presidente Evo Morales en el Foro “Los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, territorios y recursos” en las Naciones Unidas, refleja el liderazgo que mantiene como dirigente de los pueblos indígenas.

“Es quien impulsa el derecho de los pueblos indígenas y no podría faltar en este momento trascendental, sobre todo para las Naciones Unidas. El principal líder de los pueblos indígenas da una orientación y las líneas por las cuales deben transitar”, declaró a radio Patria Nueva.

El embajador sostuvo que desde la creación del Foro, en 2000, se abordaron temas relacionados a los pueblos indígenas para darles un impulso en su perspectiva de liberación y por ello destacó que Bolivia sea el único país en el mundo que haya constitucionalizado el derecho de los pueblos indígenas.

Indicó que en el Foro Permanente de las Naciones Unidas participan representantes de todo el mundo y en ese contexto Bolivia es uno de los referentes fundamentales en el mundo, por los avances que ha logrado en la implementación de sus políticas sociales y económicas.
Morales es el primer presidente indígena de Bolivia. Fue electo en 2005 y reelecto en dos ocasiones (2009 y 2014).

“Estamos trabajando para recuperar toda nuestra identidad”

Con un aymara fluido inició ayer el canciller del Estado, Fernando Huanacuni, su intervención en el decimoséptimo Foro Permanente de las Naciones Unidas, que tiene como temática principal “Los derechos colectivos de los pueblos indígenas a las tierras, territorios y recursos”.

En la ocasión, el jefe de la diplomacia boliviana habló de los pasos fundamentales que logró la revolución democrática y cultural liderada por el primer presidente indígena de Bolivia, Evo Morales; de las amenazas del “mundo moderno que ha profundizado la crisis de vida” y también de los desafíos para los pueblos indígenas en estos tiempos.

Huanacuni indicó que el país pasó de un “proceso profundo de transformación, del Estado colonial al Estado Plurinacional” ya no “solo reconociendo a los pueblos indígena originarios, sino siendo parte las naciones indígena originarias de la estructuración del Estado”.

“Estamos trabajando para recuperar toda nuestra identidad, nuestra identidad no está desarticulada, está unida profundamente a una lógica de vida, a una forma de vida que tenemos todos”, expresó.

Por tanto, señaló que éste “es un tiempo de revitalizar la vida, de reconectarnos con la Pachamama”.

“Que 2019 sea un inicio para poder reconstituir una integridad, una identidad, porque nuestra identidad no está separada de la danza, de la música, de la economía, de la salud, de los idiomas ancestrales”, afirmó Huanacuni, quien cerró su ponencia con un Jallalla.