“Dicen que me parezco mucho a Gareth Bale”

Leonardo Vaca en su domicilio junto a su mascota Barnie.
Facebook Vaca

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

Leonardo Vaca juega en Blooming y pasa por un buen momento. Se formó en ‘Tahuichi’. Su objetivo es mejorar su nivel y jugar en un club europeo.

—¿A qué se dedica cuando está fuera de la cancha?
—A descansar, ver videos de fútbol para mejorar mi nivel y también veo series.
—¿Qué tipo de videos?
—De fútbol, para ver los desplazamientos, las diagonales que hace Pedro, el que jugaba antes en Barcelona; de Luis Suárez, movimientos de los delanteros. Me gusta ver el fútbol inglés y el italiano, y de Europa me gusta Real Madrid.
—¿Con qué delantero se identifica?
—Con el galés Gareth Bale.
—¿Por el juego o la pinta?
—Dicen que me parezco mucho a él, no sé si es verdad, pero algo debe haber.
—¿Se anima a hacerse crecer la melena?
—¡Uh! Muchos amigos me dijeron que me haga crecer para que sea idéntico, quizá lo haga más adelante, pero lo curioso es que no crece mi cabello ni con tratamiento (sonríe).
—¿Cómo vive el momento?
—Bonito, porque desde muy chico juego y estoy donde estoy gracias al esfuerzo y al trabajo que desarrollé en mi etapa de formación en ‘Tahuichi’.
Hoy me va bien en Blooming, pero quiero seguir trabajando porque mi sueño es jugar en un equipo de Europa.
—¿Qué recuerda de sus inicios?
—Comencé chico en la Academia ‘Tahuichi’. Mi primer viaje fue a los 8 años (2006) a un torneo en Brasil, en el que salimos cuartos. Gané un campeonato internacional en 2011 con Callejas en Perú, en el que no marqué goles porque jugaba de volante medio.
—¿Cuántas medallas acumuló?
—Deben ser unas 12, pero cuando refaccionaron mi casa creo los albañiles las botaron y solamente tengo tres. Los testimonios los tengo en fotos.
—¿Cómo llegó a Blooming?
—En 2013 jugaba en Callejas, clasificamos a la Copa Bolivia y luego al Nacional B, Blooming ya estaba detrás de mi pase y en enero de ese año, a los 18, firmé mi primer contrato.
—¿Hay opciones de llegar a Bolívar o The Strongest?
—La pasada temporada las hubo, pero no se llegaron a consolidar por el tema económico. Los amigos me aconsejaron que, si no salía, siga trabajando porque algún día llegará tal vez algo mejor.
—¿Quiénes son esos amigos?
—Joselito Vaca y Hugo Suárez, que por su experiencia te dan consejos y enseñan cosas para mejorar. Me dicen: “Seguí trabajando y nunca bajes los brazos”. En lo futbolístico, me dan consejos de cómo moverme, desmarcarme y otras cosas. Son buenos colegas.
—¿Se acuerda de alguna anécdota?
—Más que anécdota son recuerdos que estarán siempre en mi memoria. Por ejemplo, haber salido campeón con Blooming de la Copa Cine Center en 2015 y hacerle goles a Oriente Petrolero en un clásico cruceño.
—¿Hay alguien especial en su vida?
—Tengo un perrito que es mi fiel compañero. Se llama Barnie, es interactivo, gordo y cachetón. Siente alegría cuando estoy con él y tristeza cuando no me ve.
—¿Cómo analiza el fútbol boliviano?
—Hay mucho roce, es un poco lento por el tema de la altitud, pero hay jugadores que tienen mucho talento y hay que darles más oportunidad a los jóvenes, que están buscando un espacio.
—¿Cuál es su sueño?
—Trabajar para volver a ser convocado a la Selección boliviana, para mejorar y salir a jugar al fútbol europeo.

--

Dato
Leonardo Vaca Gutiérrez, futbolista cruceño de 23 años. Se formó en la Academia ‘Tahuichi’ desde los 8 años. Hoy es delantero de Blooming.