Evo inaugura 2.866 m2 de enlosetado para los alteños

Vecinos de Villa Ingenio participan del acto de inauguración de enlosetado.
Foto: Freddy Zarco

Con un pedido de unidad para todos los sectores sociales de El Alto, el presidente Evo Morales inauguró ayer el enlosetado de 2.866 metros cuadrados en la zona Villa Ingenio.
El enlosetado tuvo una inversión de 334.000 bolivianos en el marco del programa de Mejoramiento de Vías y Acceso Urbano.
“Estamos debatiendo cómo avanzar en el tema de pavimentado, estamos investigando eso. (...) pero dijimos primero empezaremos con 70 millones de bolivianos, termina y nuevamente (avanzamos)”, manifestó el Jefe de Estado.
En el acto masivo, en el que participaron las juntas vecinales de Villa Ingenio, Morales recordó las megaobras para los alteños, las verdaderas “Jacha obras” del Gobierno, dijo.
Por ello recordó que mediante el programa Bolivia Cambia, Evo Cumple, el Gobierno ejecutó en El Alto cerca de 500 obras con una inversión de 80 millones de dólares “único en toda Bolivia”.
En esa línea también dijo que el Gobierno invierte 133 millones de dólares para la captación de agua potable y de riego que beneficiará a El Alto, Pucarani y Batallas. “He entendido, hemos trabajado como dos años, esa iniciativa era de un alteño, de un hermano de edad avanzada, quisiera encontrarlo, y no se ha equivocado, hemos trabajado, ya tenemos proyecto de diseño final, y va a costar 133 millones de dólares, eso es jacha (gran) obra”, aseguró Morales.
También indicó la inversión de 300 millones de dólares del Gobierno para el Centro de Investigación de Energía Nuclear que se construirá en la ciudad alteña.
“Mi pedido hermanas y hermanos, no es plata, no es voto, sino es unidad, y esa es nuestra experiencia sindical; yo también vengo de un movimiento social, la unidad es tan importante y tenemos que entendernos, no podemos dividirnos”, expresó el Presidente a los beneficiarios.
Los vecinos de Villa Ingenio, de la circunscripción 10, recordaron algunas obras que el Gobierno ejecutó en esa zona como un puente de cuatro carriles, la terminal interprovincial que costó 16 millones de bolivianos, un estadio en el sector norte y un hospital de segundo nivel en el Distrito municipal 5.