García Linera entrega equipos al centro Remar

El vicepresidente conversa con los beneficiados en el centro Remar de Mallasa.
Foto: Vicepresidencia del Estado.

El vicepresidente Álvaro García Linera, junto con su esposa, Claudia Fernández, realizaron ayer la entrega de equipamiento, víveres y prendas de vestir a la organización Remar (Rehabilitación y Reinserción de Marginados) que tienen varios centros en el país.
El acto se desarrolló en uno de los centros de rehabilitación que se encuentran en la zona de Mallasa, La Paz, donde García Linera recomendó a las mamás aferrarse a la vida en situaciones difíciles que alguna vez uno enfrenta.
“Aférrense a la vida, porque cuando uno tiene vida, lo puede reconstruir todo, no importa el tiempo; este es mi mensaje a las señoras, la vida es poder de todo, es fuente de todo y la vida va a colocar a cada una de las personas en un lugar donde algo de sus sueños va a cumplirse, la vida es poderosa”. El vicepresidente recordó su experiencia de haber permanecido en la cárcel durante cinco años, en los cuales aprendió a aferrarse a la vida.
En la oportunidad se entregaron lavadoras, refrigeradores, televisores, equipos de sonido, reproductores de DVD, hornos microondas, aspiradoras, estufas, planchas, licuadoras, además de utensilios de cocina y vajillas entre otros enseres, por un valor de 205.342 bolivianos.
La dotación se distribuirá a los centros de La Paz, en Mallasa, a 40 madres que se encuentran en rehabilitación por problemas de adicción y viven con sus hijos, 11 varones y 12 mujeres; también a Remar Casa El Castillo, que ayuda a 28 madres que se rehabilitan y viven con sus hijos; así como a Remar Casa Varones, donde se encuentran 45 varones entre los 17 y 60 años de edad en rehabilitación.
“A su lado está esta familia, también, el presidente Evo y el vicepresidente Álvaro, no les vamos a dejar, porque venimos, igualmente, de la experiencia dura, comprendemos lo que sienten y no les vamos a abandonar”, aseguró García Linera.
Luego, la autoridad nacional y su esposa compartieron el almuerzo con los niños y las mamás en uno de los comedores sociales de Remar, junto al director del centro, el pastor Jon Ugalde.