Hoy se abre al público la línea Blanca del teleférico

La estación de San Jorge y el nuevo edificio de ascensores.
Foto: Jorge Mamani

VÍCTOR HUGO CHAMBI O. / Cambio

La línea Blanca del teleférico iniciará sus servicios al público al mediodía de hoy, con lo que todos los tramos de la Red Metropolitana de Integración estarán conectados.

El gerente ejecutivo de la empresa estatal de transporte por cable, César Dockweiler, indicó que “la fiesta” por la inauguración de la nueva ruta comenzará a las 09.00 de la mañana. El acto central se realizará al mediodía y la presentación de los grupos musicales se prolongará hasta las 10 de la noche.

Para el acto se anunció la presencia de grupos musicales como Veneno, Octavia, Doble Vía, Awatiñas, entre otros que amenizarán la jornada.

La nueva ruta tiene entre sus características la única estación subterránea de teleféricos en el mundo, que está ubicada en la plaza Villarroel, donde además se conectará con la línea Naranja, que llega hasta Río Seco y se enlaza con las líneas Roja y Azul.

El ramal se extiende sobre la avenida Busch, en Miraflores, con estaciones en el monumento a Germán Busch, la plaza Triangular y la avenida del Poeta, donde se conecta con la línea Celeste, que también será abierta en su primer tramo hacia la Curva de Holguín.

En ese punto se tiene la conexión con las líneas Amarilla, hacia El Alto, y Verde, con destino a la zona Sur.

La línea Blanca tiene cuatro estaciones, 26 torres y una longitud de 2,8 metros, por los que circularán 131 cabinas en un tiempo de 13,1 minutos.

La estación de San Jorge tiene un edificio de ascensores, con una altura de 50 metros, que servirá para superar la pendiente entre las avenidas del Poeta y Arce. Son seis elevadores panorámicos con capacidad para 30 personas cada uno y puertas en ambos sentidos para tener un flujo de pasajeros más continuo.

La capacidad de esa línea es de 6.000 pasajeros por hora.

La línea Celeste se diferencia de las otras por ser la más rápida del sistema y tendrá la capacidad de transportar a 8.000 pasajeros por hora.
Tendrá cuatro estaciones, 26 torres y una longitud de 2,76 kilómetros, por los que circularán 159 cabinas en 11,8 minutos. Hoy se abrirá al público el tramo entre la avenida del Poeta y la Curva de Holguín, mientras que el ramal entre San Jorge, la cancha Zapata y El Prado paceño será abierto en el siguiente semestre del año.

Los nombres elegidos para las estaciones son: Héroes de la Revolución para la plaza Villarroel, Defensores del Chaco para la que está cerca al monumento a Busch, Próceres de la Independencia en la plaza Triangular y Jalsuri para San Jorge.