La ocupación del territorio boliviano inició en 1840

Compañía de Salitres de Antofagasta.
El libro del mar

 

J. F. C. Ch. / Cambio
A inicios de la década de 1840, ciudadanos chilenos comenzaron a ocupar el Litoral boliviano y explotar sin autorización los ricos depósitos de guano en la zona, aprovechándose de la escasa población local y la poca presencia de autoridades bolivianas.

Como consecuencia, Chile pretendió extender su soberanía hasta el paralelo 23º, en territorio boliviano. El Gobierno de Bolivia protestó formalmente y quiso solucionar la cuestión de forma amistosa, cita El libro del mar.

Como consecuencia de la controversia territorial creada por Chile, ambos Estados suscribieron dos tratados de límites. El 10 de agosto de 1866 se firmó el primero de ellos, que fijaba la frontera en el paralelo 24° y establecía que la explotación de guano, metales y minerales comprendida entre los paralelos 23° y 25° sería mancomunada.

El 6 de agosto de 1874 se firmó el segundo tratado de límites boliviano-chileno. Por medio de éste, se confirmó la frontera en el paralelo 24° y los derechos de explotación de guano para Chile hasta el paralelo 23°.

De manera adicional, se determinó que las personas, industrias y capitales chilenos no serían sujetos a nuevos impuestos por el lapso de veinticinco años. Al año siguiente se firmó un protocolo complementario al Tratado de 1874, que estableció el arbitraje como medio para la solución de cualquier controversia.