YPFB tiene permiso para abrir oficinas en 4 países

Planta de gas natural licuado (GNL) en una población rural.
Foto: Archivo

Fernando Carrafa Arancibia / La Paz

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) fue autorizada para abrir oficinas de comercialización de gas natural y gas licuado de petróleo (GLP) en Argentina, Brasil, Paraguay y Perú, y de ese modo convertirse en una empresa multilatina.

El 2 de enero, el Directorio de la estatal petrolera aprobó la nueva estructura de la empresa que apunta a priorizar la comercialización de gas natural en el mercado interno y los países vecinos, y potenciar la exploración para incrementar las reservas de gas.

“Nosotros como YPFB estamos autorizados para tener oficinas y gerencias comerciales en Brasil, Argentina, Paraguay y Perú”, informó Barriga. 

Detalló que en Brasil se tiene el permiso de inaugurar oficinas en Cuyabá y Campo Grande; en Asunción, de Paraguay; en el norte argentino, Córdoba, Salta y se está por definir la apertura de una oficina en Perú, ya sea en Lima, Arequipa o el sur del país vecino.

El presidente de YPFB explicó que desde las nuevas oficinas el personal de la petrolera nacional se encargará del proceso de comercialización de gas licuado de petróleo, urea y gas natural licuado (GNL), entre otros productos derivados del gas natural.

“Tenemos que comercializar alrededor de 600.000 toneladas de urea (de la planta de Bulo Bulo), debemos comercializar los remanentes de GLP, GNL y gas natural”, remarcó Óscar Barriga.

“Solamente el contrato que tenemos con una empresa brasileña por los 335.000 toneladas de urea, haciendo un cálculo grueso, significa un ingreso (económico) de más de 200 millones de dólares por la venta de productos terminados y con valor agregado”, manifestó el ejecutivo de YPFB.

En cuanto a los proyectos de exploración, señaló que se potenciará a la empresa para ejecutar estudios técnicos para ampliar la producción y subir las reservas de gas.

Con la nacionalización de los hidrocarburos, la petrolera estatal generó más ingresos al Estado, encaró la industrialización y ahora se proyecta al mercado internacional como prestador de servicios.