Chile garantiza seguridad del Papa pese a atentados

Las vendedoras mayoristas de Lima se preparan para recibir al Papa.
Andina

 

Agencias / Chile

El ministro chileno del Interior, Mario Fernández, aseguró ayer que el papa Francisco “no debiera correr peligro” en su visita al país, que comienza el lunes, pese a los atentados perpetrados el viernes contra iglesias católicas de Santiago.

En una entrevista con radio  Bío-Bío, Fernández remarcó que existe “una coordinación permanente de los órganos de seguridad e Inteligencia del Estado”, que tras los atentados “se seguirá potenciando”, tanto en la capital como en las ciudades de Temuco (sur) e Iquique (norte), en las que el Papa encabezará misas masivas.

El jefe del gabinete ministerial de la presidenta Michelle Bachelet aseguró que existe autocrítica de parte de las autoridades frente a hechos como los ataques, y afirmó que una de las razones de declarar festivos en Santiago, Temuco e Iquique los días en que esté el Papa es concentrar en ellas el despliegue de seguridad.

Fernández calificó de “graves y repudiables” los atentados y sostuvo que “en toda sociedad hay articulaciones que alteran el orden público. No hay que confundir la libertad de expresión con los métodos que se utilizan” para manifestarse.

Según se ha señalado de manera extraoficial, el Estado chileno gastará 7.000 millones de pesos (11 millones de dólares) en la seguridad, logística y otras medidas durante la visita del Papa.

Perú afina detalles

Con operativos de seguridad policial, carteles de bienvenida en la calles, murales y esculturas, Perú se preparaba ayer para recibir al papa Francisco entre el 18 y el 21 de enero.

La policía empezó a redoblar las medidas de seguridad en las ciudades de Lima, Puerto Maldonado y Trujillo, que serán visitas por el Papa.

“Lo que estamos garantizando es la seguridad del Papa, su comitiva y de la población”, dijo a la prensa Alfonso Grados, coordinador de la llegada del Papa, al señalar que están previendo diferentes escenarios.

Grados informó que unos 8 mil policías y militares brindarán seguridad a la misa campal el domingo 21 en la base aérea Las Palmas, situada en el municipio de Surco.

“Se espera la llegada de 1,2 millones de personas. Lo que queremos es que la población pueda disfrutar de la visita papal”, indicó Grados.

En tanto, en medio de los preparativos esta madrugada un incendio por cortocircuito dañó el monumento del Cristo del Pacífico, ubicado en el distrito limeño de Chorrillos.

El monumento de 37 metros fue donado por la empresa brasileña Odebrecht en el segundo gobierno de Alan García.