Gobierno considera un fracaso movilizaciones para desestabilizar y dañar la imagen del país

El viceministro Alfredo Rada.
Foto: ABI

(ABI).- El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, consideró el miércoles como un fracaso las movilizaciones convocadas por grupos conservadores y de la derecha política para intentar desestabilizar la democracia boliviana y dañar la imagen del país, que entre el jueves y lunes será escenario de una de las competencias más afamadas del mundo, el Rally Dakar.

Varios sectores declarados públicamente opositores al presidente Evo Morales, anunciaron movilizaciones y bloqueos contra el nuevo Código del Sistema Penal, que aseguran que no fue socializado y porque vulneraría varios derechos constitucionales.

Los sindicatos de médicos encabezaron las protestas, pero lograron un acuerdo con el Gobierno y la Asamblea Legislativa para derogar y revisar artículos que afectan al sector; los transportistas también aceptaron dialogar sobre sus observaciones y suspender un paro con bloqueos.

No obstante, sectores radicales e identificados políticamente con la oposición, según el Gobierno, insisten en movilizarse y generar una convulsión social con "mentiras" sobre el alcance del nuevo código.

"Son movilizaciones que intentan generar procesos de desestabilización de la democracia", dijo Rada a los periodistas tras la habitual reunión del gabinete de ministros de los miércoles.

La autoridad afirmó que las convocatorias a movilizaciones por parte del secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Guido Mitma, comités cívicos y otros sectores de oposición tienen en el fondo el "interés político" de mostrar una supuesta inestabilidad social en Bolivia.

Rada dijo que esa convocatoria también forma parte de una "campaña de mentiras sistemáticas" para generar conflictos con el "pretexto" de rechazar el Código del Sistema Penal, que fue promulgado a mediados de diciembre último.

"Esta campaña sistemática de mentiras intentó generar una movilización general en el país, pero lo que se está viendo es que esos focos de movilización (...) poco a poco se están apagando o han fracasado en su intento", remarcó.

Respecto a la posición que asume Mitma, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, aseveró que ese dirigente no representa a las bases de la COB y lamentó que sus reivindicaciones coincidan con los intereses políticos del expresidente Jorge Tuto Quiroga, del empresario Samuel Doria Medina y del gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Cesar Cocarico, lamentó que Mitma no defienda el nuevo Código Penal, a pesar que protege los derechos de los trabajadores y del sector jubilado, entre otros.

Para Cocarico, a los sectores conservadores de derecha no les interesa esa norma, sino la "desestabilización total" del país para dañar al Gobierno.

"Vean ahí ustedes la mala intención, la intención egoísta y mezquina que tiene de afectar al Gobierno sin interesarles la imagen del país, realmente es muy triste el actuar de algunos dirigentes y políticos", refrendó.