Magistrados del TA trazan lucha contra la corrupción

El vocal Antonio Costa entrega la credencial a la magistrada Elva Terceros.
Foto: Jorge Mamani

GONZALO PÉREZ BEJAR / Cambio

Los cinco magistrados electos para el Tribunal Agroambiental (TA) se proponen desterrar la corrupción y devolver la confianza del pueblo hacia la justicia.

En contacto telefónico con Cambio, las futuras autoridades del Órgano Judicial también afirmaron, por separado, que otro de sus propósitos será cumplir con las ofertas de mejora en la justicia, en especial de la Agroambiental, que hicieron durante la difusión de méritos que les tocó encarar previo a las elecciones judiciales del 3 de diciembre.

Gregorio Aro Rasguido indicó que cumplirá con todas las propuestas efectuadas, en consecuencia, gestionará la aprobación del proyecto del Código Procesal Agroambiental con características históricas, culturales y sociales, además de buscar mecanismos y desterrar la corrupción.

“Fortaleceremos los mecanismos de coordinación y cooperación entre la jurisdicción indígena originaria campesina y la jurisdicción agroambiental, pero en el marco del pluralismo jurídico de la interculturalidad”, señaló.

A días de asumir sus nuevas funciones, Aro indicó que se encuentra contento de asumir un nuevo reto con responsabilidad, ética y moral.
Rufo Nivardo Vásquez Mercado dijo que su labor estará dirigida a mejorar la administración de la justicia agroambiental.

Comentó que trabajó con la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (CSUTCB) y las federaciones departamentales para avanzar en la justicia indígena originaria campesina y la justicia ordinaria, y reconoció que en la jurisdicción indígena se cometen errores por la falta de conocimiento sobre los alcances de la norma.

También expresó su satisfacción por asumir el nuevo cargo con el compromiso de cambiar y transformar la imagen de la justicia agroambiental.

Elba Terceros Cuéllar afirmó que lo primero será asumir una mayor exigencia en el trabajo y agilidad en las resoluciones para evitar actos de corrupción.

“Es importante que el Órgano Judicial recupere ese papel por el cual fue creado, que es dar seguridad jurídica a la población. Hay que hacer un gran esfuerzo y trabajo comprometido para garantizar que el personal de apoyo también cumpla su función igual que el resto del personal”, señaló.

A tiempo de agradecer por el apoyo que le brindaron, afirmó que asumirá sus funciones con responsabilidad y el compromiso de hacer un buen trabajo.

La magistrada electa María Teresa Garrón Yucra coincidió con sus colegas, y dijo que su trabajo se basará en garantizar transparencia y una lucha frontal contra la corrupción, además de garantizar el acceso pronto y oportuno de la población a la justicia.

“Para eso hay que trabajar de manera coordinada con los magistrados electos del Tribunal Agroambiental, buscando recuperar la confianza de la población y la justicia en general”, afirmó.

Garrón dijo sentirse impaciente por asumir un nuevo reto y agradecida porque se le da la oportunidad de aportar a mejorar la justicia en Bolivia.

Ángela Sánchez Panoso sostuvo que tiene confianza en que los compromisos asumidos se hagan realidad en coordinación con todos los magistrados del Tribunal Agroambiental.

Una de las primeras labores que se hará —dijo— será una evaluación de la situación en cómo se encuentran los procesos para brindarles seguridad y celeridad, con transparencia.

“Hacer las cosas más fáciles para la gente que necesita”, afirmó la jurista.

En cuanto a las nuevas funciones que asumirá el 3 de enero de 2018, indicó que su trabajo estará destinado a servir al pueblo.