Evo denuncia plan conspirativo de la élite chilena y la derecha

El presidente Evo Morales evocó el legado del Mariscal Andrés de Santa Cruz.
Foto: Reynaldo Zaconeta

Juan F. Cori Charca / Cambio

El presidente Evo Morales acusó ayer a la derecha boliviana de impulsar con ayuda de la oligarquía chilena una conspiración contra su administración, como lo hicieron en 1836 para derrocar al Mariscal Andrés de Santa Cruz.

“Como hoy (por ayer), 1836, el Congreso de Chile aprueba una Declaración de Guerra a la Confederación Peruano-Boliviana, liderada por el Mariscal Andrés de Santa Cruz. A partir de este momento, Chile no cejaría en su empeño hasta destruir a la Confederación en 1839”, refirió Morales por su cuenta de red social Twitter.

Durante un acto en la ciudad de El Alto, donde participó en la inauguración de la Editorial del Estado Plurinacional, la autoridad enfatizó en esta acción conspirativa tramada por agentes externos y militantes de la derecha criolla.

De hecho, el ministro de Guerra y Marina, Diego Portales, desde que asumió ese cargo (1835), organizó la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, pues creía que “unidos estos dos Estados (Perú y Bolivia)… serán siempre más que Chile”.

Por ello impulsó la creación de un ejército expedicionario, generando una gran oposición interna, no sólo de los liberales, que estaban siendo sistemáticamente silenciados en la prensa y excluidos de la política, sino también en sectores militares. 

El 3 de junio de 1837, cuando el ministro pasaba revista al regimiento Maipú en Quillota, éste se sublevó al mando del coronel José Antonio Vidaurre y secuestró a Portales, dándole muerte tres días después. En Chile se divulgó la idea de que fue Santa Cruz el que motivó el asesinato del ministro y Santiago llevó adelante el ataque a la Confederación.

La acción se extendió por tres años. Luego del gran error del Mariscal, que perdonó al ejército chileno en la batalla de Paucarpata (17 de noviembre de 1837), el general Manuel Bulnes atacó nuevamente la Confederación, donde cae derrotado el Mariscal de Zepita.

Mientras tanto, en Perú y Bolivia, grupos opositores a Santa Cruz se sublevaron y lograron sacarlo del poder.

“En estos tiempos se repite la historia porque por entonces la conspiración viene de la oligarquía chilena, con la oligarquía boliviana, como siempre bajo el tutelaje de Estados Unidos”, advirtió Morales.

El Jefe de Estado pidió “repasar las informaciones de las últimas semanas (porque) nuevamente esa oligarquía chilena y la derecha boliviana” atacan al país porque éstos, junto con el imperio estadounidense, “son los enemigos de Bolivia”.