Bachelet niega ‘restricciones’ al papa Francisco

El papa Francisco durante su mensaje en La Paz, el 8 de julio de 2015.
Foto: Carlos Barrios

J. F. C. Ch. / Cambio

A menos de un mes de la visita que el papa Francisco realizará a Chile, la presidenta de ese país, Michelle Bachelet, negó que su gobierno pretenda imponer restricciones a las alocuciones que hará el santo padre, como la demanda marítima boliviana.

“Como es obvio, en una visita de carácter pastoral, el Papa tiene la libertad de expresar lo que estime, lo que es bueno para el pueblo católico”, señaló Bachelet en declaraciones a Telam, vía correo electrónico.

A inicios de noviembre, el excanciller chileno y actual embajador en la Santa Sede, Mariano Fernández, pidió al Sumo Pontífice que durante su visita a Chile, del 15 al 18 de enero de 2018, “se abstenga de opinar” del juicio marítimo que enfrenta su país contra Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El 8 de noviembre, el presidente Evo Morales denunció que “Chile quiere callar al hermano Papa Francisco”; sin embargo, advirtió que Santiago “no callará a 48 presidentes y 45 personalidades chilenas que respaldan #MarParaBolivia”.

Señaló que prohibir callar a Francisco “es grave ofensa contra el Papa de los pobres. La oligarquía chilena acostumbrada a mandar a callar”.
En 2013, Bolivia demandó a Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, en busca de una negociación de buena fe que le devuelva a los bolivianos su acceso soberano al mar.

Luego de la controversia que desataron las declaraciones del embajador chileno, el canciller Heraldo Muñoz se vio obligado a desautorizarlo. “El papa Francisco puede hablar lo que él estime conveniente en Chile”, dijo el ministro, citó El Dínamo, el 15 de noviembre.