El Presidente promete vivienda para familia de niños fallecidos

El presidente Evo Morales junto con la mamá de los niños fallecidos.
Foto: APG

Redacción Central / Cambio

El presidente Evo Morales lamentó la muerte de dos hermanos de dos y cinco años, la madrugada del martes en Cochabamba, y comprometió la inmediata ayuda para que la familia termine de pagar un lote de terreno. Además aseguró que en menos de dos meses sus padres contarán con una vivienda. 

“A nombre del Gobierno nacional expresar toda nuestra solidaridad a la familia Orihuela, a la mamá que ha perdido dos niños por problemas climáticos”, señaló el Jefe de Estado ayer en la mañana durante el velorio de los dos hermanos, en el mercado de la zona 1 de Mayo.

Morales se enteró en Brasil de esta tragedia y de inmediato le pidió al Viceministro de Vivienda y a la ingeniera Noemí Bautista, de la Agencia de Viviendas, analizar la manera de dotar de una vivienda a la familia.

“Después de escuchar a su padre, a su madre, vamos a completar de pagar el lote, y es más sencillo todavía para el Gobierno nacional (...) vamos a construir una vivienda con tres dormitorios, su cocina, los baños correspondientes”, manifestó.

El lunes en la noche, la familia Orihuela llegó a Cochabamba procedente de Oruro y de inmediato se trasladó a su domicilio.

Las intensas lluvias que se registraron durante el día remojaron una de las paredes, y horas más tarde cedió. El muro aplastó a los niños que dormían en su cama y la mazamorra los sepultó.

“Es una obligación del Gobierno nacional atender estas demandas cuando se presentan, cuando hay inundaciones, problemas de sequías. Duele mucho que se presente este problema”.

Cinthya Orihuela, madre de ambos niños, agradeció el gesto del Presidente y dijo que vivirá en esa casa porque decidió dejar de vivir en Oruro y radicar en Cochabamba para estar cerca de los sepulcros de sus hijos.

“Ahora que mis hijos se fueron me queda seguir adelante, siempre van a estar en mi corazón”.