Bolivia gestiona exportación de quinua y leche a México

La leche boliviana llega a cinco países de la región.
Foto: Archivo

Maribel Condori Monrroy / La Paz

El Senasag gestiona los trámites para exportar quinua y leche en polvo a México el próximo año. Hasta ahora, esta institución afina los últimos detalles para la venta del ‘grano de oro’ y espera el informe final de ese país para la comercialización del lácteo.

El director nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Javier Suárez, informó que esta entidad, dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, en coordinación con la Cancillería, gestiona dos trámites de exportación de alimentos a México.   

“Uno es para quinua y el otro para la leche en polvo. En cuanto a la quinua, el mercado mexicano ya estaría abierto, sin embargo estamos trabajando en establecer los últimos puntos del protocolo (…) respecto a la leche. Ellos (México) ya vinieron a hacer una inspección a las plantas procesadoras, nosotros estamos a la espera del informe final. Yo creo que al año ya vamos a poder exportar estos dos productos a este mercado que está apeteciendo estos alimentos”, detalló Suárez.  

Producción quinuera y lechera

Los mercados tradicionales a los que llega el ‘grano de oro’ son países de Europa, como Holanda, Italia, Francia, Alemania, España, además de Norteamérica y Asia. En Bolivia existen entre 30 y 35 empresas, y diez o 12 asociaciones dedicadas a producir, industrializar y exportar este alimento, que se cultiva en los departamentos de Oruro, Potosí y La Paz, indicó el director del Centro Internacional de la Quinua (CIQ), Édgar Solis.  

Explicó que la producción anual en Bolivia oscila entre 65.000 y 68.000 toneladas. De este total, la demanda nacional es de 15.000 t, que incluye el consumo per cápita (anual por persona) de 1,5 kilogramos.

En los últimos cinco años (2012-2016), Bolivia exportó leche a Ecuador, Venezuela, Uruguay, Colombia y Perú. El valor y el volumen de la venta a estos cinco mercados representan una tasa de crecimiento cercana al 7% anual, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) analizados por Promueve Bolivia.

Los departamentos productores y exportadores de leche boliviana son Santa Cruz y Cochabamba, el primero con una contribución del 71% y el segundo con una participación del 29%. La cobertura de estos dos departamentos no implica que el resto del país no produzca el alimento lácteo, sino que tiene un nivel de producción orientado a la demanda interna.