Brasil seguirá comprando gas después del año 2019

El Gobierno tiene dos razones para asegurar que las exportaciones de gas a Brasil se mantendrán a pesar de que el contrato de compra y venta del energético concluya el año 2019.
La primera razón que sostiene el Gobierno es que la vecina nación demandó el combustible de forma “insistente”. Los Gobiernos boliviano y brasileño sostienen negociaciones desde el año 2015.
El segundo aspecto se refiere a que si bien el contrato concluye en 2019, el acuerdo establece que por el lapso de tres años más se seguirá enviando gas a Brasil, es decir hasta 2022.
“Brasil nos ha pedido insistentemente renovar el contrato de (compra y) venta de gas más allá del año 2019; ojo, después del año 2019 no es que dejamos de vender gas, el contrato acaba el 2019, pero por contrato tenemos que seguir vendiéndole (al Brasil) tres años más hasta el 2022”, manifestó el vicepresidente Álvaro García Linera.
El contrato Gas Supply Agreement (GSA) entre Bolivia y Brasil fue firmado el 16 de agosto de 1996 en la ciudad de Rio de Janeiro y concluye en 2019. El pacto establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd. Si se incluye el gas combustible de 1,5 MMmcd, el país debe enviar a esa nación 31,5 MMmcd.
García Linera afirmó que se mantendrán las ventas de gas a Brasil y a Argentina porque generan recursos importantes para las arcas del país. Además, señaló que se mantendrá la apertura de los mercados para el gas natural licuado (GNL) y gas licuado de petróleo (GLP) en Perú, Uruguay y Paraguay.
El miércoles, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, argumentó que el 27 de enero llegará a Bolivia el ministro de Energía de Argentina, Juan José Arangurén, a la ciudad de Santa Cruz, además de los secretarios de Energía e Hidrocarburos de Brasil y altos ejecutivos de las firmas Electrobras y Petrobras.
Con Brasil se trabajará en temas como la sociedad para la planta petroquímica Tres Lagunas, la ampliación de la venta de gas después del año 2019, la propuesta de exportar GLP y GNL.
La Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) 2016 prevé que el precio por millón de BTU (Unidad Térmica Británica) del gas natural comercializado al mercado brasileño en el primer trimestre de este año estará en un promedio de $us 4,4.