El gran maestro de las artes marciales

Bruce Lee fue el rey del kung fu. Expandió las artes marciales en el mundo a través de sus películas. Murió joven.
wikipedia.com

New York, EEUU / Leeweb.com / Agencias

Bruce Lee está considerado como el artista marcial más famoso de la historia. Su destreza física y el dominio de las artes marciales lo lanzaron a la fama en el cine. Actuó en sólo cinco largometrajes, pero su impacto en la sociedad fue tal que despertó el interés en esta disciplina en todo el mundo. La leyenda del pequeño Dragón sigue presente hoy y su inspiración continúa guiando a multitud de personas a través de su filosofía.
Nació en San Francisco, California, el 27 de noviembre de 1940, motivo por el que Bruce Lee obtuvo la nacionalidad estadounidense, de padre chino y madre chino-alemana, en la mitad de una gira de su padre por EEUU. Su padre, Lee Hoi Chuen era actor en una compañía cantonesa de teatro chino. Al finalizar la gira, regresaron a Hong Kong.
Bruce Lee, cuyo nombre chino era Lee Jun Fan, fue llamado Bruce por la enfermera María Glover porque era el nombre de su tío, pareciéndole más oportuno que también tuviera un nombre occidental. El nombre de Bruce nunca fue usado dentro de su familia hasta que lo matricularon en el colegio La Salle, un instituto de Hong Kong.
Su imagen infantil fue usada en varias películas chinas, apareció en al menos 20 filmes, ninguno relacionado con las artes marciales. Su primera aparición fue a los dos meses de edad en la película Golden Gate Girl. A los seis años ya actuaba en algunos filmes chinos y en ellos ya se evidenciaba su resuelto carácter y carisma, el más conocido se llamaba The Orphan.
Bruce era un espigado joven y además fue campeón de cha-cha-chá en Hong Kong. Empieza estudiando tai chi con su padre y pronto dirige su atención hacia una variedad de kung fu llamada wing chun gung fu, que encontraba más práctica en el campo de la defensa personal, imprescindible para él a causa de los numerosos altercados que tuvo en su juventud.
Estudió wing chun con el maestro Yip Man, años después acabó fundando su propio estilo, al que denominó jeet kune do, que significa ‘El camino del puño interceptor’.

EL SALTO AL CINE
Lee regresó a EEUU a los 18 años, por decisión de su padre, motivado por sus altercados y también debido a que era necesario para obtener la nacionalidad norteamericana.
En 1961, mientras estudiaba en la Universidad de Washington, en Seattle, Lee se financió su carrera de filosofía trabajando como asistente de cocina en un restaurante chino, posteriormente comenzó a impartir clases de boxeo chino en su propia universidad, mientras comenzó a desarrollar su particular estilo: el jeet kune do. En ese ambiente fue donde conoció a quien sería su esposa, Linda Emery. En 1963, Lee se casó y formó su primera escuela de artes marciales. Tuvo muchos problemas con la comunidad china local, que se negaba a que él enseñara a occidentales dicho arte marcial, el kung fu.
En 1964, Bruce Lee asistió como invitado a una exhibición que daba Ed Parker, fundador de la kempo karate en EEUU, y sus demostraciones y habilidades dejaron sorprendido al público asistente, entre ellos a un productor de TV llamado William Dozier, quien le solicitó que realizara algunos castings para sus proyectos.
Una productora norteamericana le ofreció un papel en la serie televisiva Kung Fu, pero a despecho de Lee, ya que participó en la idea original de la serie, al final se designó a David Carradine para el papel, siendo discriminado por su ascendencia china, no bien vista en los foros americanos.
En 1971, estando de visita en Hong Kong, el productor Raymond Chow, de la Golden Harvest, ofreció a Bruce la participación en uno de sus proyectos cinematográficos. El primer filme se llamó Big Boss (Karate a muerte en Bangkok o El Gran Jefe) y fue de inmediato un tremendo éxito en Hong Kong, acopiando beneficios de millones de dólares. Bruce Lee se ganó el top de la popularidad china, que le consideraba un héroe nacional.
Inmediatamente participó en su segundo filme de artes marciales llamado Fist of Fury (Furia Oriental o Puños de Furia), donde se explotó la supuesta superioridad del kung fu sobre el karate japonés como una forma literal de explotar el sentimiento de inferioridad chino frente a los japoneses. El éxito logrado en este filme superó toda expectativa y Bruce Lee se transformó en una consolidada estrella de filmes de artes marciales.
En 1972, fue actor, guionista, coproductor y director en el filme The Way of the Dragon (El furor del Dragón o el Camino del Dragón), filmado en Roma junto a Chuck Norris. El filme fue otro éxito de taquilla dentro del circuito chino, ya que Bruce no quiso que saliera de él. Esta película es considerada un clásico de las artes marciales y la lucha en el coliseo es una de las más memorables de la filmografía de Bruce Lee, es conocida como el combate del siglo.
Lee trabajó en una película que quedaría inconclusa, sólo están rodados 11 minutos, llamada Game of Death (Juego de la Muerte) junto a sus amigos y discípulos Dan Inosanto y Kareen Abdul-Jabbar.
Sin embargo, una nueva oferta, coparticipativa entre una productora americana y china para desarrollar la película Enter the Dragon (Operación Dragón) le fue ofrecida a Lee, quien aceptó con entusiasmo como codirector de las escenas de lucha y actor principal. En esta película, Bruce Lee se granjeó una fama póstuma entre el público estadounidense y es considerada la obra cumbre de Lee. Fue finalizada en abril de 1973, cuatro meses antes de su muerte. La película fue exhibida un par de meses después con un éxito de taquilla abrumador.

SU FILOSOFÍA
Bruce pensaba que el kung fu, en su forma tradicional, limitaba demasiado a los practicantes, imponiéndoles movimientos y posiciones que no tenían por qué ser idóneas para ellos y que coartaban su espontaneidad. Una vez dijo: “Las exhibiciones de kung fu tradicional impresionan mucho, pero la mayoría de sus movimientos no servirían en una pelea de verdad”.
Pensaba que la práctica de las artes marciales era única en cada persona y debía adaptarse a las características y habilidades de cada uno. Además, consideraba al karate como un arte marcial demasiado rígido y protocolar como para ser usado sólo en una defensa callejera.
Bruce estudió la terminología del boxeo y de la esgrima occidentales extrayendo lo que consideraba adecuado de cada caso para adaptarlo a su forma de lucha y así acercar a sus estudiantes los conceptos de la lucha en términos familiares, y no con complicados nombres, formas poco naturales, y en idiomas desconocidos.
La teoría de la confrontación del JKD (Jeet Kune Do)hace un especial hincapié en los obstáculos que residen dentro de nosotros, antes que en los que supone el agresor. Se sostiene que el individuo está más limitado por sus propios prejuicios e ideas preconcebidas que por la agresión del adversario, de este modo el Tao habla de prescindir de la propia forma, y buscar una flexibilidad (física y mental) tal que haga imposible la rotura.
Bruce Lee fue un filósofo dedicado, lo que aportó una profundidad al JKD, que lo convierte en un verdadero camino de conocimiento y superación espiritual. Fue particularmente influido por el taoísmo y las ideas del filósofo indio Jiddu Krishnamurti.

ENTRENAMIENTO
Bruce anotaba en su agenda los entrenamientos de cada día para comparar resultados y mejorar continuamente. Entrenaba diariamente unas 8 horas, sus actividades eran: ejercicios de calistenia, trotar diariamente unos 16 kilómetros o la perfección de un determinado golpe o técnica. No le bastaba con estar en forma, quería ser siempre más fuerte y elástico, a pesar de ser uno de los hombres más fuertes que haya existido, hablando en relación con su tamaño.
La perfección por la técnica y el equilibrio, la solvencia y rapidez de sus fintas, su admirable desarrollo físico y dominio corporal no ha tenido rivales que lo superen desde 1960 hasta hoy. Su imagen, carisma e influencia lo han transformado en un clásico.
MUERTE DEL DRAGÓN
El 20 de julio de 1973, Lee, en la cumbre del éxito, muere en misteriosas circunstancias a los 32 años en un apartamento en Hong Kong. Estando en el apartamento de su amiga Betti Ting Pei, alrededor de las 14.00 de ese día, Lee sintió un profundo y agobiante dolor de cabeza que le hizo tumbarse en la cama y Betti le proporcionó un analgésico. Lee se sumió en una profunda inconsciencia de la cual ya no volvería, entró en estado de coma. Fue llevado de urgencia a un hospital, en el que ingresó ya fallecido.
Sin duda, uno de los legados más importantes de Bruce Lee es la apertura del occidente a las artes marciales chinas y la divulgación del Jeet Kune Do, las cuales antes de él eran desconocidas en su verdadera dimensión y sólo predominaba el karate y el judo como únicas técnicas orientales en conocimiento de occidente.
Antes de Bruce Lee solamente existían películas fantasiosas acerca del kung fu y otras artes marciales; después de Lee, las películas siguen la estela dejada por este singular artista marcial.
--

32 años

Bruce Lee nació el 27 de noviembre de 1940 en San Francisco, California, EEUU. Murió el 20 de julio de 1973.

--

Nació en EEUU por pura casualidad

El matrimonio de sus padres Lee Hoi-chuen y Grace Ho dio como fruto a cinco hijos. Bruce fue el cuarto de ellos; sus hermanos fueron: Phoebe Lee, Agnes Lee, Peter Lee, y Robert Lee. El nacimiento de Bruce en Estados Unidos se dio de casualidad, ya que su padre, quien trabajaba como actor de películas cantonesas y comediante en la ópera china, se encontraba de gira presentando una obra de la Opera Company, que pasó por San Francisco.

--

Su extraña muerte generó abundantes rumores en Oriente

Los rumores sobre su muerte fueron abundantes en Oriente, y casi siempre con un final violento a causa de una pelea. Desde que Bruce Lee fue asesinado por las tríadas de Hong Kong porque se negaba a pagarles dinero para protegerle (algo común para muchas estrellas de cine chinas en aquel momento) hasta un asesinato a manos de los defensores de las artes marciales chinas. Otros, los más amarillistas, llegaron a decir que Lee estaba maldecido o que se había suicidado por culpa de una amante.
Los hechos fueron así: Lee murió después de caer en coma. El informe del forense no fue concluyente, pero todos coincidieron en que fue causada por un edema cerebral.
¿Qué ocurrió ese 20 de julio de 1973? Qué causó el edema. Según la esposa de Lee, Linda, Bruce estaba en su casa de Kowloon con Raymond Chow para discutir sobre Game of Death. Eran las 14.00 y trabajaron hasta las 16.00. Luego se dirigieron juntos a la casa de Betty Tingpei, actriz taiwanesa que iba a tener un papel protagonista en la película. Los tres repasaron el guión en la casa de Tingpei y luego Chow se fue, aunque quedó con Bruce para cenar más tarde.
Poco después Lee se queja de un dolor de cabeza y Betty le da una pastilla de Equagesic, una especie de aspirina más potente. Aparte de eso, Lee no consume más que un par de refrescos. Sobre las 19.30, Bruce se acuesta a tomar una siesta y se duerme cuando Chow le llama para preguntarle por qué él y Betty no habían aparecido en la cena tal y como estaba previsto.
La actriz le dijo a Chow que no podía despertar a Lee. Lo cierto es que Bruce estaba en coma con 32 años y ya no despertaría. 
El doctor R. R. Lycette, del Hospital Queen Elizabeth, donde llevaron a Lee el día de su muerte, dijo que el actor falleció por una hipersensibilidad a uno o más de los compuestos encontrados en el analgésico para el dolor de cabeza.
Aunque su cráneo no mostró ninguna lesión, su cerebro se había hinchado. Ninguno de los vasos sanguíneos se bloqueó o se rompió, por lo que la posibilidad de una hemorragia se descartó. Todos los órganos internos de Lee fueron meticulosamente examinados y la única sustancia ‘extraña’ que se encontró fue el Equagesic.

--

Sus padres

Decía: “Yo no represento un estilo, sino todos los estilos. Ustedes no saben lo que yo estoy a punto de hacer, pero yo tampoco lo sé. Mi movimiento es el resultado del vuestro y mí técnica es el resultado de vuestra técnica”.
Bruce Lee adoptó en su estilo de kung fu algunos esquemas de la esgrima, la lucha grecorromana y el boxeo.

--

Luego de una pelea se cansó y le dio otra dirección a su entrenamiento

En sus primeros años en EEUU, estudió Filosofía en la universidad. Enseñaba los secretos del wing chun, aunque entonces no le dejaba buenas ganancias. Un día se presentó un maestro chino, quien dijo que no estaba permitido enseñar a extranjeros. Bruce Lee dijo que enseñaría a quien él quisiera. Entonces el maestro dijo que si lo derrotaba podía enseñar a quien quisiera, pero si él ganaba tenía que cerrar la escuela. 
La pelea comenzó. Ambos utilizaban el estilo wing chun, la pelea no fue fácil y ganar le tomó más tiempo de lo que esperaba. Esto lo sumergió en profundas revisiones, le obligó a replantearse todos los fallos y a reformular todos los aspectos de la lucha, comenzando la auténtica revolución en las artes marciales. Al terminar esa pelea se dio cuenta de que se sentía cansado y notó algunas deficiencias. Por ese motivo redireccionó su entrenamiento. Entrenó con pesas, bolsas y varios aparatos; estudió y aplicó un entrenamiento científico a su rutina para alcanzar la máxima eficiencia.

--

Un día aceptó pelear con un karateca. Después de recibir una patada, Bruce reaccionó y lo dejó muy magullado

Yoichi Nakachi, un compañero japonés de Bruce Lee en la Edison Technical School, solía asistir a las demostraciones que Bruce hacía. En una ocasión, Bruce mencionó que los estilos internos de kung fu eran mejores que los estilos externos, ante esto, Yoichi, quien en ese momento era cinturón negro de karate, se molestó e inició una campaña para luchar contra él. Lo desafió abiertamente en público.​ Bruce aceptó el combate con Yoichi. Las reglas de la lucha fueron: tres rounds de dos minutos, y si uno era derribado, se pondría fin a la pelea; además si una persona no podía continuar, el contrincante pondría fin a la lucha.​
Según cuenta el maestro Jesse Glover, Bruce quiso ir a pelear con todo, pero éste le recomendó que no lo haga ya que podría matarlo. Así que decidió utilizar solamente sus puños y pies, mientras tanto Yoichi comenzó la lucha desde una postura clásica profunda y larga de karate, pero rápidamente cambió a la posición del gato. Bruce estaba de pie con la clásica postura alta y corta del wing chun. Yoichi le lanzó una patada frontal, pero Bruce lo bloqueó con su antebrazo y le respondió con una serie de golpes rectos en cadena propios del wing chun, lo que hizo que Yoichi retrocediera. Cuando Yoichi se chocó con la pared, trató de agarrar a Bruce, pero éste lo esquivó y lo golpeó con un golpe doble en el pecho y la cabeza. Desequilibrado Yoichi voló por el aire, rápidamente Bruce lo persiguió hasta que le lanzó una patada al abdomen y finalmente, la rodilla de Yoichi tocó el suelo, y se rindió.
Glover, que era el árbitro de la pelea, gritó para que se detuvieran. Yoichi se levantó pero volvió a caer inconsciente. Luego recuperó la conciencia. Los asistentes en aquel combate vieron cómo la cara de Yoichi parecía haber sido golpeado por bates de béisbol; además de su cráneo, que estaba roto y sangraba del ojo.