Rusia considera real un posible conflicto nuclear entre las Coreas

Los representantes de las delegaciones participan de una discusión en la Cumbre de Seguridad Nuclear.
AFP

Rusia considera “absolutamente real” la amenaza de un posible conflicto nuclear en la península de Corea debido a los recientes ensayos con misiles efectuados por Pyongyang.
“Es una amenaza absolutamente real. Ahora lo importante es reanudar alguna clase de diálogo”, dijo ayer Vladímir Voronkov, embajador ruso ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), a la agencia Interfax.
El diplomático ruso considera que la prioridad debe ser las negociación a seis bandas -China, EEUU, Japón, Rusia y ambas Coreas-, actualmente estancadas.
“Los norcoreanos eluden toda clase de negociación y eso es lo que nos preocupa más, ya que así se vuelven imprevisibles. Debido a su carácter imprevisible puede ocurrir cualquier cosa”, dijo Voronkov, cuyo país ha condenado firmemente la actitud desafiante de Pyongyang.
En la misma línea, el embajador norcoreano en Moscú, Kim Hyong Jun, advirtió en declaraciones a Interfax que “la situación en la península coreana se acerca a un punto cuando puede ocurrir un conflicto con el empleo de armas nucleares”.
“El motivo es el chantaje nuclear y las amenazas y sanciones por parte de Estados Unidos, además de las maniobras conjuntas entre EEUU y Corea del Sur”, afirmó.
El embajador norcoreano denuncia que las actuales maniobras “Key Resolve” y “Foal Eagle 16” escenifican una operación de eliminación de los dirigentes norcoreanos y un ataque contra objetivos estratégicos del régimen estalinista.

Otro misil
Corea del Norte lanzó este viernes otro misil de corto alcance desde sus costas orientales, dijeron funcionarios surcoreanos en momentos en que líderes mundiales se reúnen en Washington para discutir, entre otros temas, la amenaza del programa de armas nucleares de Pyongyang.
Se trató del último de una serie de ensayos de misiles durante un extenso período de tensiones militares en la península de Corea, provocadas por un ensayo nuclear de Pyongyang, el 6 de enero.
El lanzamiento que ahora denuncia Seúl tiene lugar durante una cumbre de dos días sobre seguridad nuclear en EEUU.