Bachelet se quiebra por el caso Caval

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en conferencia de prensa.
Foto: Archivo

Visiblemente emocionada, la presidenta Michelle Bachelet emitió una declaración ayer sobre las formalizaciones del caso Caval, donde está involucrada su nuera Natalia Compagnon, en la cual reconoció que éstos han sido tiempos difíciles para ella y su familia.
En una breve y sentida intervención en el salón O’Higgins de La Moneda, la mandataria explicó en el inicio de su discurso que ha “querido hablar porque éste es un caso que ha concentrado la atención de la gente, que espera sin duda que la justicia actúe con imparcialidad en éste y en otros casos”.
En ese contexto, añadió: “Desde el corazón quiero decir que han sido tiempos difíciles para mí y para mi familia, muy dolorosos, y que sin duda eso me ha afectado profundamente, es un sentimiento humano normal”.
No obstante, aclaró que “eso no me ha nublado ni por un minuto de lo que son mis responsabilidades como Presidenta de la República y jefa de Estado”

Caso Caval
Cerca a las 08.30 de ayer arribó la nuera de Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, al Juzgado de Garantía de Rancagua para enfrentar la primera formalización en el marco de la investigación del caso Caval.
Compagnon se bajó sola de una camioneta blanca para entrar al tribunal en completo silencio.
En el lugar, la esperaba la prensa y algunos manifestantes que con carteles y un megáfono le gritaban: “corrupta, ladrona y estafadora”.
Durante la formalización, que comenzó pasadas las 09.30, la nuera de la mandataria sólo conversaba a ratos con su abogada, Grace Álvarez.