Bolivia y México analizan implementar una red de observadores de paridad democrática en la región

 

(ABI).- Representantes de los órganos electorales de Bolivia y México analizan la perspectiva de implementar una red de observadores en la región sobre paridad democrática, para generar conocimiento e información respecto a la participación de la mujer en la política, informó hoy la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona.

"Analizamos el alcance de la experiencia de México y Bolivia en torno al observatorio de paridad democrática en nuestro caso y el observatorio que en el país vecino implementa respecto a la paridad de género para definir indicadores comunes, para poder generar información comparada y también con la perspectiva para poder implementar una red de observadores a nivel de la región", explicó en conferencia de prensa.

Uriona expresó esa posición en el marco del encuentro denominado 'Intercambio de experiencias entre Bolivia y México sobre la participación política de las mujeres sin acoso ni violencia' que se desarrolló en un céntrico hotel de la ciudad de La Paz. 

La representante de ONU mujeres en Bolivia, Carolina Taborga, calificó de importante ese encuentro entre ambos países debido a que servirá a ambos para profundizar y mejorar el trabajo que desarrollan respecto a la paridad y alternancia que debe consolidarse en los niveles del poder político. 

Para la consultora de ONU Mujeres, Teresa Hevia, el reto inmediato es profundizar las acciones para avanzar en ese proceso de paridad y la única forma es pasar del papel, de la norma a la práctica. 

"Es importante pasar de los derechos en el papel a los derechos en la realidad y esto pasa por proteger ese arribo de las mujeres a los espacios de poder, hemos visto que si bien un número muy importante estén presentes  en los parlamentos de nuestros países, en los niveles locales se está exacerbando en los niveles que detentan el poder como una especia de contragolpe", reflexionó. 

Según un documento de ONU Mujeres, Bolivia ocupa el segundo lugar en el mundo en alcanzar la paridad de género en la Asamblea Legislativa con un 51%  de las mujeres, Asambleas Legislativas Departamentales en un 45% y a nivel local en los Concejos Municipales con un 51%.