Campaña contra las drogas apunta a la unión familiar

Un grupo de niños durante su exposición sobre las drogas.
Foto: Jorge Mamani

 

Redacción central / Cambio

La campaña de prevención contra el consumo de estupefacientes Escucha Primero y la movilización Decide Prevenir establecen al núcleo familiar como la institución fundamental para la generación de valores que impedirán a los niños y jóvenes ingresar al mundo de las drogas. 

En la presentación de esta campaña mundial, enfocada  en el ámbito nacional para una lucha frontal contra las drogas, el representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Antonino De Leo, aseguró que los padres de familia, profesores, operadores de salud, sociales y diseñadores políticos deben lograr vínculos de confianza con niños, niñas y adolescentes, cada uno en su campo, para evitar que integren grupos que se convierten en potenciales pandillas delincuenciales.

“Se los debe escuchar en todo momento para ayudarlos a crecer como personas de bien con valores plenos. Escucharlos es el primer paso”, manifestó.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reiteró que cuando los niños y jóvenes no tienen comunicación suficiente con sus padres construyen su propio mundo ante esta aparente indiferencia.

“Paulatinamente buscan sus propios núcleos de integración, que son los grupos de amigos”.

En ese sentido, la UNODC y el Gobierno central orientan la campaña en fortalecer la comunicación en el seno familiar a través de mensajes en medios de comunicación y redes sociales.

El evento se realizó en la Cancillería y contó con la participación de niños y jóvenes comprometidos con la campaña.