Policía moderna para una ciudad más segura

Roberto Medina

Considerado como el departamento más grande de Bolivia, Santa Cruz es también el que más seguridad demanda por la gran cantidad de ciudadanos.

El Gobierno del presidente Evo Morales destina cada año mayor número de efectivos policiales, equipos y vehículos para una eficiente lucha contra el crimen. En 2006 Santa Cruz contaba con 3.957 policías, mientras que en 2016 la cifra se incrementó a 6.654, a un promedio de 270 policías por año.

La cantidad de agentes del orden no es suficiente si no se cuenta con el armamento necesario, en ese sentido, entre 2006 y 2017, el Comando Departamental recibió 2.908 armas, teniendo un incremento del 31%, en los últimos años.

Los policías cuentan también con una importante dotación de motorizados, es así que entre  2012 y 2016, el Ministerio de Gobierno y la Dirección General de Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) entregaron 150 motorizados, mientras que los gobiernos autónomos dotaron a la Policía de 309 vehículos, convirtiéndola en uno de los cuerpos policiales mejor equipado del país.
Seguridad ciudadana

En 2012 la Policía cruceña contaba con 111,55 millones de bolivianos para ejecutar diversos programas, y gracias a la nacionalización de los hidrocarburos y otros recursos este año se cuenta con 190,80 millones de bolivianos.

Desde 2006 la implementación de tecnología contribuyó a una mejor y más eficiente lucha contra la delincuencia.

Los municipios de Santa Cruz, Montero y Puerto Suárez recibieron 376 cámaras de video vigilancia. Se equiparon tres centros de monitoreo y video vigilancia. También se implementó un Centro de Control de Buses (GPS).

-----------

Una lucha sin cuartel contra el narcotráfico

La lucha contra el flagelo del narcotráfico también es encarada con gran responsabilidad por el Gobierno, por ello hubo un incremento evidente en los operativos realizados por los efectivos antinarcóticos en los últimos años.

Entre 1997 y 2005 se ejecutaron 6.077 operativos, mientras que entre 2006 y 2017 fueron 24.027, logrando un incremento de 295%.

Durante esta etapa neoliberal (1997 - 2005) se destruyeron 445 factorías, en tanto que durante el Gobierno del presidente Evo Morales se destruyeron 10.603.

Esta lucha frontal sin precedentes demostró una tarea eficiente contra las drogas puesto que el incremento se reflejó en un 2.283%.
Los agentes antinarcóticos agradecieron el apoyo del Gobierno central porque se les permitió ejecutar los operativos sin la presencia de la Agencia Norteamericana Antidrogas (DEA), por sus siglas en inglés.

De un total de 858 pozas destruidas hasta antes del Gobierno del presidente Evo Morales, en la actualidad la cifra se incrementó a 5.901, 588%.

--------------------

Apoyo para privados de libertad

El hacinamiento  carcelario es uno de los temas más preocupantes para el Gobierno central debido a que muchos de los reclusos permanecen en las cárceles sin sentencia, aunque ya cumplieron parte de sus condenas, es por ello que los decretos presidenciales posibilitaron que muchos reos recuperen su libertad.

En 2012, 22 hombres y 18 mujeres recuperaron su libertad gracias al indulto, mientras que en 2016, 67 hombres y 20 mujeres se reintegraron a la sociedad como personas libres.

Los indultos presidenciales firmados hasta el momento otorgaron la libertad a 1.783 hombres y mujeres que ahora gozan de la plenitud de sus derechos en la sociedad.

Otros beneficios 
Los hijos de los internos también se beneficiaron con las políticas gubernamentales, es así que fue creado un centro integral para niños menores de seis años.

En este año se capacitó a 570 personas privadas de libertad en los centros de educación alternativa (CEA) de las penitenciarías.

Son 2.021 personas privadas de libertad las que recibieron capacitación en artesanía, venta, cocina y otros.