“Hay que renovar en edad y calidad”

Carlos Aragonés
Gentileza Carlos Aragonés

Los partidos de la Selección frente a Perú y Chile bajo la vigilante mirada de Carlos Aragonés, exentrenador del equipo nacional. Da también su punto de vista sobre lo que se necesita para mejorar.
 
—¿Qué análisis hace del rendimiento de la Selección frente a Perú y Chile?
—Bolivia ha estado a la altura de lo que somos como país futbolístico. Ha planteado buenos partidos con una estructura táctica muy ordenada, y se ha visto una renovación de jugadores.

Es importante que aparezcan nuevos protagonistas, que permitan que Bolivia pueda trabajar hacia el futuro, respaldado con algunos jugadores de experiencia, como Ronald Raldes, Pablo Escobar, Edward Zenteno, Marcelo Martins, quienes son de la vieja camada, pero siempre es bueno que permanezcan en el equipo para que los futbolistas jóvenes vayan adquiriendo experiencia junto a ellos, y vayan consolidando su fútbol. La Selección jugó dos buenos partidos.

—¿Qué faltó ante Perú?
—Perú hizo un gran partido, así como nosotros podíamos haber empatado al final también, nos hubiera metido un par de goles más. Se dio todo y ahí nomás tiene que quedar esto. No se trata de decir que nos faltó, porque también hay que ver lo que propone el rival.
Perú tiene una buena selección, juega rápido, tiene jugadores veloces, buena precisión, y así lo ha demostrado también contra Ecuador.

—¿El partido con Chile?
—Bolivia no mostró un juego solvente durante los 90 minutos, pero demostró mucho espíritu, muchas ganas de querer ganar con aciertos y virtudes, y logró un triunfo merecido.
Se pudo ganar por una mayor diferencia de goles, porque generó un par de situaciones claras, sobre todo en el primer tiempo y al final otra.

—¿Cómo ve a la ‘Verde’?
—Veo a un cuerpo técnico bien organizado, con mucha gente trabajando en las divisiones menores, Sub-17, Sub-20, algo que ningún otro cuerpo técnico lo había hecho antes, es importante, arduo y permanente.
Hoy en día hay que priorizar tiempos, con un plan de trabajo que le dará énfasis e interés a todas las categorías.
Es algo importante, se está construyendo un trabajo a largo plazo, y ojalá este cuerpo técnico tenga el apoyo de la dirigencia para seguir laborando de esa manera, que es beneficioso para el fútbol.

—¿No cortar el proceso?
—Para nada. No hay que olvidarse que están trabajando en las provincias, en las ciudades, con entrenadores nominados para cada asociación, eso es bueno desde el punto de vista de amplificar el radio de acción para buscar nuevos valores.
Todo proceso que se corta nunca fue bueno, hay que darle tiempo y seguir trabajando. Me sorprendió lo que hizo Venezuela contra Argentina, pero eso es por largo tiempo de trabajo, tiene más de 70 futbolistas jugando fuera de su país, entre jóvenes y consagrados, eso demuestra que todo es con una labor profunda y un buen plan; a eso tenemos que apuntar, porque no hay otra forma ni alternativa.

—¿Soria debe continuar?
—Lo ideal sería que continúe. Hace tiempo que está haciendo un buen trabajo y sería recomendable que siga, es mi opinión personal, pero espero que los futuros dirigentes tengan la suficiente sabiduría para tomar una buena decisión.

—¿Hay crecimiento?
—Sí, han aparecido los muchos jugadores nuevos, aunque por ahí no son muy jóvenes, pero así es nuestro fútbol, con jugadores que aparecen en la Selección a los 24, 25 años y la posibilidad de seguir creciendo, para eso hay que darles trabajo, partidos internacionales para que vayan afianzando sus condiciones y virtudes, y creciendo en todos los aspectos.
Ahí están Luis Haquin, Henry Vaca, Bruno Miranda, Jordy Candia, Moisés Villarroel, quienes destacan en sus clubes, son jugadores que reúnen condiciones y pueden aportar en un futuro cercano a la Selección.

—¿Ya se debe trabajar con gente joven?
—Sí. Tampoco se puede convocar a los jugadores por el simple hecho de que sean jóvenes, no hay que interpretar mal ni confundir, tiene que ser joven y tener condiciones, que es lo básico y fundamental. Aquí no se trata de renovar por renovar o bajar el promedio de edad, sino se tiene que renovar en edad y calidad.

—¿Qué formación debe recibir el futbolista joven?
—No solamente hay que hablar de una formación futbolística, que tiene que ver con jugar muchos partidos y estar en competencia, sino de una formación integral, que incluya la parte humana, que lo adquiere en su casa, club, porque la Federación no le puede dar 15 a 20 días a la Selección para que forme ahí, eso tiene que venir de sus clubes, con valores de sentido de pertenencia, responsabilidad, compromiso y disciplina.

—¿Cómo analiza el fútbol profesional?
—Necesitamos mejorar, los clubes tienen que tener mayor estructura en relación a su proyecto de club, en lo futbolístico, debe tener una mejor estructura administrativa y financiera. Para eso hay que trabajar en un crecimiento sostenible, que éstos se vuelvan autosustentables.

—Como Gerente de Licencias en Bolivia, ¿nos puede decir qué requisitos necesita un club para ser reconocido por la Conmebol?

—Hay requisitos en la parte deportiva, administrativa, infraestructura, financiera y jurídica, que a su vez requiere de otros que se deben cumplir los clubes, y eso lo saben todos.
Después hay que entregar la documentación a la Federación para que derive a la Conmebol, que verá si los clubes han cumplido con los requisitos. Si no lo han hecho, no quedan desafiliados de las competencias internas, pero sí de las competencias internacionales bajo su tuición. Club que no cumpla no puede jugar ni Copa Libertadores ni Sudamericana.

En el país hay clubes que están muy bien, otros que están bien y un grupo que está regular, esperemos que todos los clubes puedan llegar a presentar todos los requisitos dentro del plazo establecido que es el 30 de septiembre, y puedan adquirir la licencia para jugar torneos internacionales. Los clubes que no cumplan con toda la documentación tendrán 15 días más, hasta el 15 de octubre, y será un órgano de primera instancia la que determinará si aprobaron o no para luego enviar a la Conmebol, que homologa o rechaza.
Si un club es rechazado, podrá ir a un órgano de apelación, que será el que defina si cumple o no.

—¿No le seduce la idea de dirigir a un club o Selección?
—En 2012 tomé la decisión firme, y absolutamente decidí no dirigir más. En estos cinco años no faltaron ofertas de trabajo, pero la decisión ya está tomada conscientemente y consensuada con mi familia. No hay vuelta atrás, ni para dirigir a la Selección.

—¿Cuál es su sueño?
—Ver un fútbol boliviano más profesionalizado, con clubes que no vivan en la banca rota, que estructuren las divisiones mejores y trabajen de verdad con gente profesional, y que nuestro fútbol esté a la altura, en un futuro cercano de clasificar a un Mundial.