Potencia eléctrica de Bolivia alcanza niveles históricos

La nueva planta hidroeléctrica Misicuni, en el departamento de Cochabamba.
Foto: Enzo De Luca

 

Franz Acarapi / Cambio

Con el ingreso de la Central Hidroeléctrica Misicuni, la oferta máxima de energía alcanza a 2.099 megavatios (MW), un nivel histórico si se toma en cuenta que en 2006 la capacidad efectiva llegaba a 1.070 MW. 

De acuerdo con los datos de la Autoridad de Electricidad y del Viceministerio de Electricidad, cuando éste pertenecía a la cartera de Hidrocarburos, la potencia efectiva en la última década fue en constante ascenso. Sólo en el período 2006-junio de 2014 registró un incremento del 44%, mientras que entre 1999 y 2005 aumentó en 18%.

El presidente Evo Morales inauguró el jueves la hidroeléctrica Misicuni, que demandó una inversión de $us 142 millones, con una capacidad de generación de 120 MW, que, según el Ministerio de Energías, se constituye en la planta más grande de esa característica.

“Bolivia tiene 2.099 megavatios de oferta de energía, es decir que hemos superado los 2.000 megas con esta planta, estábamos en 1.979 (MW)”, destacó el ministro de Energías, Rafael Alarcón. 

De acuerdo con la autoridad, la demanda de electricidad está en alrededor de 1.433 MW y se estima que en octubre se incremente a 1.550 MW.

A partir de los datos del ministro Alarcón se deduce que la reserva eléctrica del país bordea los 600 MW. 

La autoridad remarcó que Bolivia hace realidad una nueva planta hidroeléctrica luego de 30 años. Indicó que la obra es parte de una cartera de proyectos que impulsa el Gobierno con el objetivo de convertir al país en el principal exportador de energía en Sudamérica.

Añadió que en la actualidad el Gobierno boliviano trabaja de forma intensa con la República Argentina para construir la infraestructura necesaria que permita iniciar la exportación de electricidad desde agosto de 2018.

 

RESUMEN

  • La hidroeléctrica Misicuni adicionará 120 MW al Sistema Interconectado Nacional para cubrir la mitad de la demanda del departamento de Cochabamba.
  • La planta demandó $us 142 millones de inversión y tiene tres turbinas, cada una de 40 MW de potencia.