Rocky: El boxeador del puño descomunal

Joe Louis cae frente a un golpe contundente de Rocky. Louis era su ídolo.
files.wordpress.com

Nueva York / Biografías / As.com / El Espectador / Agencias

El 26 de octubre de 1951 es un día histórico para el boxeo. Después de varias victorias detrás contra Billy Conn y Jersey Joe Walcott, Joe Louis se dio cuenta de que su tiempo en el ring se estaba acabando. El 1 de marzo de 1949 anunció su retiro del boxeo con toda la intención de vivir una vida de paz. Pero cuando el IRS (el Servicio de Impuestos Internos) completó su auditoría fiscal de Louis a mediados de 1950, le encontraron 500.000 dólares en mora. Así que Joe tuvo que regresar al ring, obligado.
Una derrota contra el nuevo campeón de peso pesado Ezzard Charles solo había afeitado un quinto de su deuda, y ocho victorias subsiguientes contra nobodies (rivales de liviano cartel) no habían hecho mucho por su bolsillo. En 1951 solo había un escape a la vista. El Club Internacional de Boxeo garantizó a Louis  300.000 dólares para luchar contra un contendiente prometedor en el ring, un tal Rocky Marciano.
Luchar contra rivales que tenían peso y prestigio es siempre peligroso, pero luchar contra Rocky Marciano con la desventaja de la edad podría ser más peligroso. Marciano no era un buen boxeador de puntos que dominaba el reflujo y el flujo de combate. Era un mauler (un púgil que azota al oponente). Marciano hería a la gente, y ni siquiera Rocky, que creció adorando a Louis, quería ver a Louis herido. Pero los 300.000 dólares eran demasiado buenos para alejarse. Louis quería la pelea, y Rocky la ansiaba. Iba a tener al frenten en el ring a uno de los mejores pesados de la época.
Marciano aplastó a Louis, lo dejó en el octavo asalto y lo tiró fuera del ring poco después. La pelea fue detenida con Marciano declarado como el gran vencedor.
—Lo siento, Joe (le dijo Marciano en su camerino).
—¿De qué sirve llorar? El mejor hombre ganó. Supongo que todo es lo mejor (respondió Joe Louis).
Con todas las perspectivas de otra gran pelea extinguida y su deuda casi borrada, Louis se retiró. Pero al mismo tiempo nació otra leyenda, la brillante época de Rocky Marciano, que años después inspiró al actor de cine Silvester Stallone para hacer la famosa saga de ‘Rocky’.

SU PRIMER CINTURÓN
El 23 de septiembre de 1952, Rocky tuvo otra pelea épica. Es que protagonizó uno de sus nocauts más memorables, en su primera pelea frente a Jersey Joe Walcott (entonces campeón de la categoría) en la ciudad de Filadelfia.
Después de dos peleas aburridas entre Ezzard Charles y Jersey Joe Walcott; que Charles había ganado cómodamente en puntos, una tercera pelea no parecía atractiva ni natural. Pero llegó, el ​​18 de julio de 1951. Walcott ganó y merecía celebrar dicho triunfo, y su lugar en la historia para siempre, pero su brillo y lucidez fueron opacados un año después, cuando Walcott, siendo el rey a los 38 años, subió al ring con Rocky Marciano, un poderoso invicto, 10 años menor que él.
La fanfarronería verbal y física de Walcott se hicieron presentes desde la previa y hasta el momento que subieron al encordado.
En el primer round, Walcott derribó a Marciano, y había sido superior durante los 12 asaltos anteriores, hasta que lo inesperado sucedió.
Walcott se movió hacia atrás, hacia las cuerdas, casi invitando a su oponente a atacarlo, Rocky siguió, agazapado y esperando para atacar, con su mano derecha amartillada y lista para lanzar, sus intenciones eran claras.
Walcott se estabilizó y decidió contrarrestar con una derecha, entonces el brazo derecho de Rocky, con la potencia de un misil, aterrizó con fuerza infernal. Walcott se inclinó por la cintura, y cayó hacia delante. Ya no se levantó. El juez levantó el brazo de Rocky. Había nuevo campeón.

DE ORiGEN HUMILDE
Rocco Francis Marchegiano, así fue bautizado, nació el 1 de septiembre de 1923 en Brockton, Massachussets. De familia muy humilde formada por inmigrantes italianos, su padre era obrero en una fábrica de zapatos. Al joven Rocco siempre le entusiasmaron los deportes y durante años practicó fútbol, baloncesto y béisbol y, aunque en este último deporte llegó a formar parte de los American Legions y jugar de manera semiprofesional, no destacó en ninguno.
A los 18 años decidió trasladarse a Nueva York para ganarse la vida realizando sus primeros y tímidos pasos como boxeador amateur de la mano de su primer preparador, Charlie Goldman, quien vio en él un púgil en potencia.
A los 23 años, durante la II Guerra Mundial y mientras estaba en el ejército cumpliendo el servicio militar, se inició en la práctica del boxeo de forma seria. Al instante tomó consciencia de que aquél era el deporte para el que estaba mejor dotado física y mentalmente. 
Su bautizo de fuego se produjo el 17 de marzo de 1947 en un combate contra Lee Epperson, a quien ganó por KO en el tercer asalto. Muy poco tiempo antes, Rocky consiguió el Guante de Oro, prestigioso torneo para púgiles amateurs. Un año después, en 1948, se pasó al profesionalismo. Aunque los 23 años era, entonces y ahora, una edad en que los luchadores profesionales ya llevan muchos entrenamientos, combates y experiencia a sus espaldas, a Rocky este hecho no le supuso ningún problema para iniciar una carrera extraordinaria como púgil.
CONDICIONES NATURALES
Y es que Rocky Marciano gozaba de unas condiciones innatas para la práctica del boxeo. Aunque no poseía grandes fundamentos pugilísticos ni una gran técnica o estilo, era dueño, sobre todo y en primer lugar, de una pegada descomunal con su derecha.
Según muchos expertos, tuvo el mejor golpe de la historia en relación con el propio peso del púgil. Además, el italoamericano era un gran encajador de enorme resistencia física que soportaba sin aparente sufrimiento el castigo que le propinaban sus rivales, casi siempre mucho más intenso y regular que el que ‘regalaba’ el propio Rocky. 
Por último, poseía una innata inteligencia para advertir el momento preciso en que debía lanzar una andanada de golpes sobre su adversario con el objetivo de causar el mayor daño en el menor tiempo posible. Si a todo ello unimos una fe inquebrantable en la victoria y una capacidad de lucha inagotable es fácil entender el porqué tuvo una carrera tan increíble en el cuadrilátero.
Rocky no perdió ni un solo combate a lo largo de su carrera en el boxeo. Peleó en 49 combates y los ganó todos, 43 de ellos por KO.
El primer gran combate y el que supuso su salto a la fama fue el que le enfrentó a Ronald La Starza, un boxeador italiano que hasta aquel momento había permanecido imbatido durante 37 combates. Ante la mirada maravillada del atestado Madison Square Garden de Nueva York, Marciano ganó a los puntos después de un épico y terrible combate que iba a recordarse durante muchos años.
Pero, sin duda, la victoria más importante del italoamericano fue la que consiguió ante Joe Louis, tal vez el más grande boxeador de la época y verdadero líder y modelo para Marciano. Éste noqueó al ‘Bombardero’ Negro —quien se retiraría definitivamente después de aquella velada— en el noveno asalto de una épica pelea. 
Y la recordada pelea del 23 de septiembre de 1952, en Filadelfia, con Joe Walcott, fino estilista y campeón del mundo de los pesos pesados. Con un terrible golpe de derecha, noqueó al campeón. Las fotos recuerdan el golpe deformando la mandíbula de Walcott y han pasado a la historia como las más famosas del boxeo.

OTRAS DEFENSAS
Rocky, ya convertido en un ídolo de masas, defendió el título ante Charles en el Yankee Stadium, ante 48.000 espectadores. Venció a los puntos y en la siguiente defensa del título el púgil italoamericano le derribó con otro derechazo, venciendo por KO una vez más. Lo mismo sucedió con otro de los aspirantes, Archie Moore, un semipesado que subió de peso para enfrentarse a Rocky, quien también fue noqueado. Rocky defendió hasta 6 veces el título de campeón de los pesos pesados. Otros púgiles con los que se enfrentó para defender el título fueron el mismo La Starza y Don Cockell.
HABLADURÍAS Y POLÉMICAS
Como sucede con frecuencia, la facilidad con que Rocky noqueaba a sus rivales gracias a sus golpes de derecha alimentó una cierta leyenda negra. Algunos rivales que habían padecido sus golpes llegaron a insinuar que utilizaba un determinado e ilegal tipo de vendaje en sus puños que ayudaban a golpear más fuerte y con más potencia. Evidentemente, nunca se pudo demostrar nada y la figura de Rocky Marciano permanece inalterable.

RETIRADA Y TRAGEDIA
Aconsejado por su mujer, Barbara Cousens, y, dicen algunos, aburrido ante la falta de rivales que le hicieran sombra, Rocky Marciano dejó los rings en abril de 1956 y se dedicó a negocios e inversiones varias aprovechando su fama y el dinero que había ganado durante la estelar carrera como púgil, llegando incluso a ser nombrado director de una agencia de detectives.
El 31 de agosto de 1969, un día antes de su cumpleaños 46, el gran Rocky Marciano se mató, su avión se estrelló en las montañas de Utah.

--

46 años

Rocco Francis Marchegiano (Rocky Marciano) nació el 1 de septiembre de 1923 en Brockton, Massachusetts (EEUU). Murió en 1969.

--

Sufrió neumonía y casi se muere

Hijo de Pierino Marchegiano y Pasqualina Picciuto, ambos inmigrantes italianos. Tuvo dos hermanos, Peter y Louis, y tres hermanas, Alice, Concetta, y Elizabeth. Con unos 18 meses, Marciano contrajo neumonía y estuvo a punto de morir. Dejó la escuela luego de terminar el décimo grado. Trabajó como cargador de camiones de reparto de hielo Brockton, cavando zanjas para el ferrocarril y como zapatero. No pudo ser beisbolista y se volvió boxeador.

--

Un día antes de su cumpleaños 46 murió en un accidente aéreo

El 31 de agosto de 1969 era un día antes del cumpleaños de Rocky Marciano, y el gran campeón de los pesados que se había retirado invicto, estaba en Chicago y tenía programado volar a su casa en Fort Lauderdale para festejar por la noche. Un amigo tuvo la desafortunada idea de pedirle que diera un discurso en un restaurante de Des Moines, Iowa. Marciano accedió a posponer el viaje a su casa y hacer la presentación.
Temprano esa noche, él y su amigo abordaron una avioneta pequeña de un solo motor piloteada por Glenn Belz. El clima era malo, con un cielo cerrado de nubosidad baja y visibilidad limitada. Belz no era el más experimentado de los pilotos. Cuando la aeronave volaba por encima de Newton, Iowa, perdió potencia y altura, golpeó un árbol y se precipitó a tierra. Los tres pasajeros en la aeronave murieron de forma instantánea. El cuerpo maravilloso de Rocky Marciano fue encontrado prensado debajo de los restos del avión, algunas versiones aseguran incluso que el accidente le provocó una decapitación. Así había caído finalmente el campeón, que no conoció la derrota en 49 combates.
Con él cayó la época de la inocencia, la Edad de la Simpleza, como la describe su biógrafo Russell Sullivan. Una época donde los valores que solía enaltecer la sociedad estadounidense, y por consiguiente la prensa, eran los de la clase trabajadora, las del inmigrante que salía adelante en el llamado ‘Sueño Americano’, los que eran patriotas e iban a la guerra a servir a su país, los que vivían los lujos con los grandes autos estadounidenses de manera sobria, que eran hombres de familia, alejados del escándalo, que respetaban a la autoridad.

--

Datos

Rocky anunció su retiro el 27 de abril de 1956, a la edad de 32 años. Finalizó su carrera con récord invicto de 49-0, 43 de ellas antes del límite, y ninguna derrota. 
Pasa a la historia como el único campeón de los pesados que se retira imbatido. La mayor virtud fue su potencia de pegada. Sus rivales siempre terminaban con el rostro magullado.

--

En 1969 filmó junto con Ali ‘La Súper pelea’ para las computadoras

‘La Súper Pelea’ fue un combate ficticio de boxeo entre Muhammad Ali y Rocky Marciano, filmado en 1969, tres semanas antes del trágico accidente de avión en el que murió Rocky. En ese momento, Ali y Rocky eran los dos únicos campeones invictos en los pesados. Los dos filmaron distintos escenarios de pelea para que luego mediante el uso de fórmulas ingresadas a una computadora se generara un ganador. La filmación definitiva se proyectó en 1.500 cines en distintas salas del mundo y generó 5 millones de dólares.
En la computadora NCR 315 se ingresaron las fortalezas, debilidades, estilos y patrones de ambos peleadores, además de registros golpe por golpe en los récords de ambos peleadores. Ambas leyendas hicieron de 70 a 75 rounds de sparring. Y la computadora arrojó como resultado que Rocky noquería a Ali en el round 13. Todas las copias de la filmación, con excepción de una, fueron destruidas. Así que, aunque no fue en serio, Ali y Rocky pelearon en un ring.

--

Una estatua inmortaliza en Brockton su paso por el mundo del boxeo

Una estatua de seis metros de altura y dos toneladas de peso que rinde homenaje a Rocky Marciano, el único campeón de boxeo de los pesos pesados que no conoció la derrota, fue presentada el 21 de agosto de 2012 por el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano José Sulaimán.
La figura fue elaborada por los artistas mexicanos Víctor Gutiérrez y Mario Rendón con resina poliéster y fibra de vidrio, y reforzada con acero.
El CMB trasladó la estatua a la ciudad natal del excampeón, Brockton (Massachussets), donde fue desvelada el 23 de septiembre, fecha que coincidió con la del 23 de septiembre de 1952, cuando conquistó el título frente a Jersey Joe Walcott.
“La obra es un homenaje que el mundo le debía a Rocky Marciano, y el CMB lo promueve a nombre de toda la familia del boxeo y le cumple a uno de los más grandes boxeadores de todos los tiempos”, declaró Sulaimán ante la prensa.
Gutiérrez y Rendón trabajaron cuatro años en el concepto y el desarrollo de la estatua del campeón mundial.
La escultura, que es desarmable en siete piezas, fue transportada vía terrestre desde la capital mexicana, el 25 de agosto, hasta Brockton (Estados Unidos).
“La escultura cumplió con los requisitos de resistencia que las autoridades estadounidenses exigen para construcciones elevadas”, explicó Rendón, quien también esculpió la estatua de Carlos Monzón, que está en Santa Fe (Argentina), y el monumento al Boxeador, que está en la capital mexicana.
“La pieza está hecha para resistir a la intemperie, aire, sol lluvia y nieve, y también fue diseñada con una cubierta acrílica para evitar su oxidación y corrosión en el interior y exterior” explicó Víctor Gutiérrez.