El campeón recibe otro duro golpe

La imagen de Ronald Raldes refleja el mal momento del equipo 'celeste'.
APG

La Paz / Cambio
Con más actitud que fútbol, Petrolero derrotó ayer a Bolívar por 2 a 0 en el partido de la tercera fecha del Campeonato Clausura de la Liga jugado en el estadio Federico Ibarra de Yacuiba.
Lo que llama la atención de la derrota de la Academia es que es el segundo traspié seguido que sufre en el torneo liguero, porque en el debut también cayó frente a Guabirá por 0-3 en Montero. El actual campeón empezó mal su defensa del título.
Fue un partido con poco fútbol, centralizado y con contadas emociones de gol. El local aprovechó el último cuarto de hora del juego para marcar la diferencia, lo que le permitió sumar tres valiosos puntos.
El cuadro ‘celeste’ estuvo desconocido, se notó un marcado divorcio entre sus líneas, una defensa lenta e insegura, un mediocampo que se dedicó más a marcar que a generar fútbol y una delantera pérdida, todo eso se patentó en las contadas oportunidades de gol que tuvo a lo largo del compromiso.
Petrolero transitó por la misma línea, aunque en la recta final mostró mejor actitud y compromiso para ir al frente y ganar el encuentro.
Las únicas claras ocasiones de gol de Bolívar se generaron en el primer tiempo con un tiro libre de Juan Carlos Arce (2') que el arquero Juan Robles se encargó de controlar, y el remate al poste de Mauricio Prieto (25').
En el complemento, el cotejo se manejó al mismo ritmo, lento, impreciso y poco fútbol. Sin embargo, en el último cuarto de hora despertó del letargo Petrolero, y en base a velocidad y fuerza llegó al gol y celebró.
A los 33 minutos, Rodrigo Vargas marcó el primer gol con un zurdazo impecable y bien colocado al ángulo superior derecho del arco de Matías Dituro. Antes de la jugada el golero de Bolívar salvó su arco ante un remate de Octavio Ruiz.
Reaccionó la Academia y se fue con todo en busca del empate, pero en ese intento dejó vacíos en la defensa que el local aprovechó. A los 39’, Carlos Melgar rescató una pelota en el medio y envió un pase largo para la corrida de Vargas, que ganó en velocidad a los defensores y con un remate entre las piernas de Dituro anotó el segundo para Petrolero, que selló la victoria.
Es un duro golpe para Bolívar, que en una semana perdió tres partidos y uno representó la eliminación de la Copa Sudamericana; para Petrolero es un importante envión anímico.

--

De taquito

Camiseta de la suerte 
El equipo de Petrolero jugó con la camiseta alterna de color amarillo, ahora después de ganarle a un rival difícil como Bolívar, los jugadores y dirigentes esperan que los próximos encuentros se utilicen las mismas casacas. Dijeron que es de buena suerte. La tradicional verde quedaría en el archivo por un tiempo.

Reclaman pago de sueldos
Después de la victoria, los jugadores del cuadro yacuibeño reclamaron a los dirigentes el pago de tres sueldos y el premio por la clasificación a la Copa Sudamericana. El jugador Diego  Rivero pidió a los directivos "ponerse la mano al pecho" y cancelar la deuda para el sustento de sus familias.
Jugadores cabizbajos
Los integrantes de la Academia, al final del partido, no quisieron hacer declaraciones y los que atendieron a la prensa respondieron con monosílabos. El único que dio la cara fue el técnico Beñat San José. Después gran parte de los jugadores salieron del camarín directo al bus cabizbajos y en silencio.

270 minutos sin goles
Ayer circuló un rumor, que el técnico San José había renunciado a la dirección técnica 'celeste'. Luego, la dirigencia se encargó de aclarar que no hay nada al respecto y que el español sigue gozando de la confianza y respaldo del club. "El torneo recién comienza", dijeron.

--

“Perdimos por mejorar la ofensiva”

YAcuiba | CAMBIO
El técnico de Bolívar, Beñat San José, señaló que por mejorar la parte ofensiva perdieron el partido con Petrolero.
“En una cancha difícil hemos hecho un buen partido, tomamos la pelota, jugamos todo por el piso, con un buen desgaste en el primer y segundo tiempo, y en un clima que no es el adecuado para nosotros jugamos el mejor partido, pero por mejorar la parte ofensiva recibimos un duro golpe”, dijo.
Comentó que el haber permitido el ingreso de dos jugadores para reforzar el ataque para llegar al gol se descompensó el mediocampo. “Si no se mete goles es imposible ganar, hicimos cambios para mejorar esa parte y ellos nos han ganado en el centro del campo y por ello han podido llegar más y meter un golazo”, agregó.
Dijo que su preocupación pasa porque en los últimos tres partidos no se hayan marcado goles, “vamos a trabajar en eso, porque los partidos se ganan con goles y eso es lo que nos está faltando. Felicito a Petrolero por el triunfo”, finalizó.