Clausuran obras de la artista Patricia Mariaca

La artista junto a los niños que ayer le ayudaron a clausurar su obra.
Carlos Barrios

Jackeline Rojas Heredia / Cambio
“Caminar por un campo de cebollas sin llorar”, de fondo un dibujo a lápiz y pincel sobre una pared y del techo cebollas colgando, obra de la artista plástica Patricia Mariaca, entre otras, que ayer presentó en el espacio Simón I. Patiño, durante la clausura de su exposición: fragmentos reales de mi memoria inventada.
Mariaca estuvo ausente de Bolivia durante 16 años, tiempo en el que vivió en países como: El Salvador, Guatemala y en los últimos 5 años en el desierto del Sahara. Su obra expresa esas vivencias y recuerdos plasmados en una especie de técnica de dibujo libre. Ella va más allá y en su propósito de un volver a iniciar, un “borrón y cuenta nueva” se trajo a un grupo de niños y niñas para que le ayuden a borrar o desdibujar los recuerdos. “Su memoria está limpia”, dice al referirse a los menores. “Yo sé que no se van a olvidar de esto porque es algo fuerte el tapar tus propios dibujos, pero quiero mostrarles que todo vuelve a empezar, que los recuerdos están dentro nuestro y los dibujos también”.

El objetivo
Quiero que volvamos a empezar sin ningún sentimiento de pérdida, más bien con alegría, todo nos fortalece, lo que pensamos que algo nos ata nos hace más fuertes y más libres”, expresó la artista, mientras los niños y las niñas, herramientas en mano se paseaban por los diferentes espacios, las pinturas y comenzaban a dejar huellas en esos recuerdos ajenos.