Morales recuerda 37 años de golpe militar en Bolivia

Tuiter del presidente Evo Morales.
Foto: Captura

(ABI/Cambio Digital)

El presidente Evo Morales recordó este lunes los 37 años del "sangriento" golpe militar en 1980 que encabezaron los militares Luis García Meza y Luis Arce Gómez, encarcelados ahora en recintos de máxima seguridad bolivianos desde 1994 y 2009 respectivamente.

"17 de julio 1980, fecha del nefasto y sangriento golpe de García Meza que torturó y asesinó a Marcelo Quiroga Santa Cruz", líder socialista acribillado ese día en la sede de la Central Obrera Boliviana, al cabo de una reunión del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia, y después ejecutado por paramilitares y desaparecido desde ese día, escribió el mandatario en su cuenta Twitter.

García Meza y Arce Gómez fueron condenados a 30 años de prisión sin derecho a indulto en 1993, después de un juicio de responsabilidades por el golpe de Estado que los mantuvo en el poder durante 13 meses, lapso en que se denunciaron asesinatos políticos y narcotráfico desde el Estado, además de negociados con piedras semipreciosas de una cantera fiscal.

Junto al dictador (1971-1978) y también presidente de derecho (1997-2001), Hugo Banzer, García Meza es considerado el dictador militar más sanguinario de la historia del siglo XX boliviano.

Veintitrés años después de reclusión en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, García Mesa viene de pedir indulto y recorte de su pena, mientras que Arce Gómez, que expió 16 años de cárcel en una prisión estatal de Estados Unidos, entre 1992 y 2009, acompaña en la misma penitenciaría andina a quien fuera su jefe y mentor entre el 17 de julio de 1980 y el 21 de agosto de 1981.

Bolivia vivió bajo la sombra del poder militar de facto entre 1964 y 1982, en que se restauró la democracia, con un breve paréntesis entre 1965 y 1967.

En calidad de conscripto, Morales fue soldado raso en 1981 año en que fue destinado a la Policía Militar en el Estado Mayor de Ejército en La Paz.