Morales enciende tea de Murillo que alumbra celebraciones en La Paz

 

ABI

El presidente Evo Morales y el alcalde de La Paz, Luis Revilla, encendieron ayer la tea de Pedro Domingo Murillo, acto con que arrancaron los actos cívicos por los 208 años del grito libertario del 16 de julio de 1809.

    "Esta celebración de los 208 años del grito libertario de 1809, nos encuentra unidos haciendo este homenaje a tan importante hecho histórico para La Paz, para Bolivia y para toda América", dijo Revilla.

    Antes del encendido de la tea se procedió a la lectura de la Proclama de la revolucionaria Junta Tuitiva por dos niños en el museo Casa Murillo de la tradicional calle Jaén.

    Ojala, acotó el burgomaestre, que esta unidad sea el preludio para que, al igual que los revolucionarios de 1809 unieron sus esfuerzos en torno a una sola causa, podamos hacerlo también nosotros trabajando como se empezó a hacerlo en algunas áreas importante para la comunidad, seguridad ciudadana, transporte, salud

    Para el mandatario, recordar las fechas históricas como el aniversario del departamento de La Paz siempre es motivo de reflexión, de revisión de tantos pasajes de la lucha por la liberación de los pueblos.

    "El hermano Alcalde decía, "qué bueno sería estar unidos como en aquellos tiempos" por la independencia de nuestra querida Bolivia, aquellos tiempos a la cabeza del movimiento indígena enfrentaron a la dominación extranjera, la invasión europea, sobre todo, ese saqueo de los recursos naturales", dijo Morales.