[Opinión] Reingeniería de YPFB para consolidar la industrialización

Willy Franz Acarapi Sullca

El Gobierno tomó la decisión de implementar un proceso de reingeniería de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), con la finalidad de que la empresa estatal continúe en la senda del desarrollo y se mantenga como la más fuerte del país, tomando en cuenta que en la actualidad es considerada el pilar económico del Estado.

La reingeniería, entendida como el rediseño administrativo, operativo, estructural, entre otros, se hace necesaria en una etapa en que la empresa, luego de 11 años desde su recuperación para el Estado, es decir la nacionalización del 1 de mayo de 2006, ingresa a la era de la industrialización del gas natural con importantes proyectos, como la Planta de Urea y Amoniaco, en Bulo Bulo —para producir agrofertilizantes—, en el trópico de Cochabamba, y las plantas de propileno y polipropileno —para producir plásticos— en el municipio Yacuiba, Tarija, proyecto que demandará una inversión nunca antes registrada en la historia hidrocarburífera de Bolivia que alcanza a $us 2.200 millones, según el Gobierno.

En esta línea, el nuevo presidente de YPFB, Óscar Barriga, dijo que de forma inmediata se hará “una evaluación de la gestión de la empresa que nos permita contar con un diagnóstico actual, identificando los aspectos que requieren pronta atención”.

Esta decisión sería el punto de partida para el proceso de reingeniería de la petrolera, que por cierto también deberá apuntar a profundizar los proyectos de exploración de nuevas reservas de gas, incrementar la producción para garantizar el abastecimiento del mercado interno, cubrir la exportación a Brasil y Argentina y suministro energético a los nuevos proyectos, como la planta de Bulo Bulo, además de continuar el cambio de la matriz energética con el gas a domicilio y el abastecimiento al transporte.