El papa viajará en enero de 2018 a Chile y Perú

El papa Francisco.
Archivo

 

(EFE).- El papa Francisco viajará entre los próximos 15 y 21 de enero a Chile y Perú, según anunció hoy la oficina de prensa del Vaticano, que indicó que el programa del viaje se publicará más adelante.

"Acogiendo la invitación de los respectivos jefes de Estado y obispos, Su Santidad el papa Francisco realizará un viaje apostólico a Chile del 15 al 18 de enero de 2018", según una declaración del portavoz vaticano, Greg Burke.

El pontífice visitará luego Perú, entre los días 18 y 21 de enero, precisó Burke.

En la primera parte del viaje el papa Francisco visitará las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

En Perú, el pontífice argentino irá a Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.

"El programa del viaje se publicará a su debido tiempo", indicó el portavoz vaticano.

El papa viajará el próximo mes de septiembre a Colombia entre los días 6 y 10 de septiembre, en el que será en principio el desplazamiento internacional número 20 del pontífice.

En su pontificado, Francisco ya ha viajado en varias ocasiones a Latinoamérica: la primera ocasión, al poco de ser elegido papa, fue a Brasil, en julio de 2013, para participar en la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud católica.

Posteriormente, en julio de 2015, viajó a Ecuador, Bolivia y Paraguay, y ese mismo año visitó Cuba en un viaje en el que además se desplazó a Estados Unidos.

El último viaje a Latinoamérica fue el que Francisco efectuó a México en febrero de 2016, aunque hizo una escala en Cuba antes de llegar al país norteamericano.

El papa viajó por última vez fuera de la península italiana el pasado mayo, cuando se desplazó a Portugal para visitar el santuario mariano de Fátima.

Aunque el propio pontífice anunció su intención de viajar este año a la India y Bangladesh, todavía no hay fecha para este desplazamiento, y fuentes de la Conferencia Episcopal India dijeron la semana pasada que el retraso en la programación podría obligar a posponerlo.

Tampoco viajará este año el papa, en contra de la intención que él mismo expresó, a Sudán del Sur; el Vaticano confirmó el mes pasado que no habrá desplazamiento a ese país, cuya situación el pontífice calificó de "muy fea", en alusión a la crisis alimentaria provocada por el conflicto que atraviesa.