Línea de transmisión asegura energía para Santa Cruz

El Jefe de Estado después de la inspección de la subestación eléctrica Las Brechas
Foto: Freddy Zarco

 

Redacción central / Cambio

La Empresa Nacional de Electricidad  (ENDE) garantizó ayer el suministro de energía para el departamento de Santa Cruz con la inauguración de la línea de transmisión de alta tensión  Warnes-Las Brechas, y su respectiva subestación.

El presidente Evo Morales, acompañado por autoridades y trabajadores del rubro, estrenó de manera oficial la obra en la localidad de Basilio, ubicada en la carretera Camiri, Santa Cruz.

“Es una obra de vital importancia para la confiabilidad del suministro eléctrico para el departamento”, expresó el ministro de Energías, Rafael Alarcón.

El tendido de la nueva línea comprende 119 kilómetros (km) de longitud entre las subestaciones Warnes y Las Brechas.

Alarcón destacó que la instalación es la primera con esas características en el país porque tiene terna con doble circuito, además de una capacidad para transportar 600 megavatios (MW), que es la potencia de la nueva subestación.

El proyecto también amplía el Sistema Interconectado Nacional (SIN) en ese departamento, por lo que garantiza el suministro eléctrico en la región.

Durante su discurso, el presidente Morales mencionó que la demanda interna de energía a nivel nacional se acrecentó de 700 a 1.500 MW, desde 2005.   Sostuvo que Santa Cruz es el departamento que consume más energía y su demanda subió de 300 a 600 megavatios en los últimos diez años.

“Imagínense el crecimiento de la población, pero también el de atender esta demanda, que es un servicio básico tan importante”, comentó.

El Ministro de Energías explicó que la nueva subestación Las Brechas representa un nodo importante de retiro para la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), que se suma a las instalaciones eléctricas Arboleda, Urubó, Warnes y Guaracachi.

Destacó también la importancia de Las Brechas para el sistema nacional porque se planificó la interconexión, por ejemplo con el Brasil.
“Aquí pensamos recolectar la energía que podamos generar en (la hidroeléctrica) Rositas, con una línea desde Abapó”, complementó.
De acuerdo con un boletín de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Corporación, la ejecución de esta iniciativa demandó aproximadamente $us 42,8 millones y generó cerca a 800 empleos.

El reto de exportar y        vender energía
“Queremos cambiar nuestra matriz de recursos. Esta obra es fundamental en ese camino que andamos”, expresó Alarcón, y anunció que la creación del Ministerio de Energías en enero de este año fue para aprovechar el potencial energético nacional.

Morales también remarcó ese objetivo y dijo que Bolivia se perfila como vendedora de este  servicio. “Tenemos mucha potencialidad para exportar y vender energía”, dijo el Jefe de Estado.

Agregó que se debe diversificar esta área en fuentes renovables como la eólica, solar o hidráulica.

“Estoy muy contento por el cambio que estamos haciendo”, expresó notablemente satisfecho Morales.

Al término del acto inaugural, las autoridades inspeccionaron los ambientes de la subestación Las Brechas y luego organizaron una tradicional ch’alla con chicha y cántaros de cerámica.