Sánchez: Bolivia exporta gas al corazón industrial de Brasil

Las conexiones de gas en Bolivia se multiplicaron en una década.
Cambio

 

(Redacción central / Cambio) .- El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que el país exporta gas natural al corazón industrial del Brasil, además cinco estados de ese país se constituirán en un nuevo mercado para las exportaciones hidrocarburíferas.

“Dimos un paso importante a este nuevo sector, que es muy grande. Si bien hoy Bolivia exporta gas al Brasil, a todo lo que es Sao Paulo, toda la zona industrial, pero tenemos una parte, un nicho de mercado nuevo que son cinco estados, que son Matto Grosso, Matto Grosso do Sul, Santa Catarina, Paraná y Río Grande do Sul, que tienen muchísimo movimiento económico”, dijo la autoridad en entrevista con los medios estatales.

Mencionó que los dos estados del Matto Grosso son los que impulsan la economía de Brasil y están muy interesados en comprar gas a Bolivia; “están interesados de 10 a 12 millones de metros cúbicos”, lo que permitirá negociar mejores precios que los actuales, que se tienen con Petrobras.

Sánchez sostuvo que las negociaciones con las autoridades de los estados brasileños no solo implican la venta del hidrocarburo, sino también que le permita a la petrolera estatal boliviana ser socia en la distribución de gas en sus ciudades.

También se exportará urea
Otro producto que se podrá exportar, a futuro, es la urea, lo que representa un mercado importante, puesto que existe un déficit en la producción del fertilizante, ya que solamente alcanza a 1,5 millones de toneladas, cuando el consumo es de al menos cuatro millones.

Una gran ventaja que tiene Bolivia en ese aspecto es la cercanía y mejores precios con la urea que compra Brasil a China, que se encuentra a 20.000 kilómetros de distancia.

Prioridad, el mercado nacional
El titular de la cartera de Hidrocarburos cuestionó las críticas de aquellos políticos de derecha que se preocupan por el abastecimiento de Argentina antes de pensar en el mercado interno, y aseguró que la prioridad para el Gobierno nacional es el mercado interno, donde el consumo se multiplicó 400 veces, a diferencia del periodo neoliberal.

Brasil y Argentina “son mercados secundarios”, afirmó Sánchez, y detalló que en 2005 el consumo interno de gas fue de cuatro millones de metros cúbicos día (MMmcd) y actualmente alcanzó a los 16 MMmcd. En 2005 solo 40.000 familias tenían gas domiciliario en el país y para este año esa cifra subió a 3,5 millones de familias. Además los vehículos a gas eran 38.000 hace una década y en la actualidad ascienden a 400.000 unidades que operan con dicho combustible.