El aporte y creación musical son importantes para mantener vivas las tradiciones y la cultura

Foto: Cortesía Ramiro Aguirre
El Grupo Alaxpacha

 

Por: Diego Ponce de León M.

Entrevistado: Ramiro Aguirre, voz principal del Alaxpacha

 

¿Cómo se inició la carrera de Alaxpacha y el deseo de hacer música?

Nace en 1993 gracias al amor de cada uno de los fundadores del grupo en ese entonces y a la música tradicional autóctona, una conjunción de criterios similares al estilo y la inclinación que nos gustaba hacer.

¿Quiénes integran el grupo?

Willy Blanco (vientos), Waldo Trujillo (concertina), Boris Burgoa (mandolina y vientos y voz), Xavier Aguirre (bajo acústico, voces y vientos), Héctor Suxo (primera guitarra y voz), Pedro Quispe (charango, voz y animación), David Blanco (batería) y mi persona, Ramiro Aguirre  (voz principal y vientos).

¿Cuál es el concepto musical, cultural que engloban las canciones?

Estamos seguros de que la música boliviana es riquísima en cuanto a ritmos y características y tiene un legado tan importante que los músicos actuales debemos cultivarla y enriquecerla con nuevas obras musicales y sin perder su esencia.

¿Cuántos temas realizaron, cuáles fueron los más destacados, por qué?

En un inicio sacamos tres producciones independientes y luego once discos compactos con la empresa Discolandia. Son alrededor de 200 canciones en ritmos variados como wayños, cuecas, morenadas, chovenas, kullawas, llameradas, taquiraris y algún que otro caporal, como también cantus epífanos, monseñadas. La más importante canción que siempre interpretamos en nuestras presentaciones es Tres tosas del primer disco, con el que Alaxpacha fue merecedor de varios reconocimientos.

¿Cuáles fueron los momentos críticos que vivieron en este tiempo?

Tal vez situaciones de salud que en algún momento impidieron que alguno de los miembros continúe su labor artística o el alejamiento de alguno de los integrantes que en su momento fueron valores importantes dentro de la estructura musical del grupo, tal es el caso de don Jaime Corihuanca, Leonardo Guzmán, Pablo Conde, Víctor Hugo Gironda, a quienes se les agradece mucho el aporte que nos sumaron.

De acuerdo a la actualidad, ¿qué desafíos existen para componer?

Creo que es el hecho de que aparecieron nuevas alternativas y músicos jóvenes, que al margen de ser una competencia, le añaden al repertorio musical boliviano un estilo interesante y, mejor aún, se convierten en un aporte cultural del país, eso nos alegra bastante porque nos motiva a mejorar dentro de nuestro trabajo y en la creación de composiciones que realizamos periódicamente en cada disco.

¿A quiénes admira el grupo como artistas Y/o músicos?

A músicos que en su momento brillaron con luces propias como los Jairas, Bolivia Manta, Ruphay, Los Kjarkas, que sin lugar a dudas son un referente importante de nuestra música, también a grupos como el grupo Aymara, Wara o del oriente al Trío Oriental, los Cambitas y muchos otros más. Pensamos que cada uno de estos artistas, con un estilo original, aportaron y enriquecieron la producción musical de Bolivia.

¿En qué lugares del mundo tocaron y dónde quisieran tocar, por qué?

En varios festivales internacionales de Sudamérica como Argentina, Brasil, Chile, Perú y también gracias a la invitación de hermanos residentes bolivianos tuvimos la oportunidad de estar en varios estados de Estados Unidos. Nos encantaría viajara a Japón, México, Grecia, Jerusalén, lugares exóticos del mundo que constituyen un desafío importante para Alaxpacha.

¿Qué falta para que el folklore boliviano mejore o se impulse?

Tener conciencia de que no todo tiene que responder a una demanda comercial, sino proponer otras alternativas que tienen que ver con la creación musical y cultural.

¿Qué opinión merece la inclinación musical de los jóvenes por la cumbia o el reggeaton?

Pensamos que están en todo su derecho. Creemos que en un momento determinado de nuestra vida gustamos de otro tipo de música y pensamos que la juventud boliviana, al margen de sus preferencias, deberían escudriñar en la música vernacular y autóctona, en sus orígenes y raíces, y también difundirla.

Hoy en día, las letras de los conjuntos musicales han perdido profundidad y simbolismo ¿Por qué creen que sucedió esto?

Por el hecho de que estamos siendo invadidos por una tendencia musical comercial, canciones que hablan de situaciones intrascendentes como “me ha dejado” o algo parecido que nosotros le llamamos “cortavenas”, e incentivan al consumo de bebidas alcohólicas y que están lejos de enriquecer nuestro espíritu y nuestra alma como personas.

¿Cuáles son los proyectos que tiene Alaxpacha Ahora?

Actualmente estamos preparando un nuevo disco con nuevas propuestas que sean cada vez mejores y más interesantes, buscamos en el repertorio de las provincias y otros departamentos de Bolivia que son tan cautivadores. Pensamos que el nuevo disco de Alaxpacha estará listo en los primeros meses del próximo año. Tenemos un concierto en octubre y otro de los proyectos es responder a una invitación de nuestros hermanos bolivianos en Chile para ir a dar un espectáculo en agosto.