Epsas proyecta ampliar la planta de Puchukollo

Una de las piscinas de la planta de tratamiento de Puchukollo.
Foto: Gustavo Callisaya

El Alto / Cambio

El interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas), Humberto Claure, informó que se proyecta la ampliación de la planta de Puchukollo para cubrir la cantidad de aguas residuales que genera El Alto.  

En el marco de una inspección que se realizó ayer, la autoridad aclaró que no hay un colapso en la capacidad del tratamiento de aguas servidas en Puchukollo, pues actualmente la planta procesa entre 400 a 440 litros por segundo de líquidos residuales.

La autoridad señaló que es necesario pensar en la ampliación de la infraestructura para aumentar su capacidad, pues en los últimos años los municipios de El Alto y Viacha son los que más incrementaron las conexiones de alcantarillado.

Durante 2016 se ejecutaron 15 mil conexiones de alcantarillado en El Alto y Viacha, y para este año se proyecta que la demanda suba a 17 mil, detalló. 

De todos modos, aseguró que la planta es operada de manera técnica, y se toman todos los recaudos necesarios para evitar la contaminación en el lugar donde se ubica Puchukollo, y en el lago Titicaca, adonde desembocan las aguas de los ríos que cruzan la ciudad de El Alto.

Sin embargo, señaló que la responsabilidad no es enteramente de Epsas o del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, sino también de la Alcaldía de El Alto, que debe cumplir con sus compromisos y competencias que son de su responsabilidad, como ser el control de los desechos producidos por las industrias alteñas, entre ellas las curtiembres. 

Recomendó hacer un adecuado manejo de las aguas lixiviadas que produce el relleno sanitario de El Ingenio y acelerar la construcción de la planta de tratamiento de Tacachira, con el objetivo de reducir al mínimo la contaminación de la bahía de Cohana, en el lago Titicaca. 

Epsas realizó ayer una inspección a la planta de Puchukollo, en la que participación representantes de organizaciones sociales.