Un proceso civil se resolverá en seis meses como mínimo

Una audiencia de conciliación extrajudicial.
Archivo

Gabriela Ramos / Cambio
El nuevo Código Procesal Civil, que entrará en vigencia desde este 6 de febrero, permitirá que los procesos judiciales que se definan por esa vía se resuelvan en seis meses como mínimo y hasta tres años como máximo, de acuerdo con los plazos procesales establecidos.
La ministra de Justicia, Virginia Velasco, explicó que el nuevo código privilegiará la resolución de divergencias a través de la vía conciliatoria, y en caso de que un proceso no se resuelva por esa instancia, recién pasará a instancias judiciales.
El espíritu de la norma es que mediante esas medidas se puedan acabar con la retardación de justicia, la corrupción y se reduzca la carga procesal.
Explicó que la población litigante se acostumbró a judicializar todas las controversias y problemas que tiene con otras personas, pues “desde las deudas de dinero hasta contratos de alquiler son motivo de proceso”, lo que genera una enorme carga procesal para el Órgano Judicial.
Explicó que para ello se definió que la conciliación entre las partes se establezca como instancia obligatoria de resolución de conflictos, y en caso de que esa alternativa no funcione, recién se instalará un juicio, de acuerdo con los plazos procesales establecidos.
La Ley Nº 439 de Código Procesal Civil define como sus pilares la conciliación, la tecnificación en la administración de justicia, así como la oralidad, para la resolución de procesos judiciales.
El nuevo Código Procesal Civil forma parte del legajo de nuevas normativas aprobadas por el Órgano Legislativo, conocidas como ‘Códigos Morales’, que aplican y norman los postulados establecidos en la nueva Constitución Política del Estado.
La normativa fue promulgada el 19 de noviembre de 2013 y fue objeto de un largo proceso de socialización, dirigida por el Ministerio de Justicia, antes de oficializar su aplicación.
Inicialmente la norma debía entrar en vigencia en agosto de 2014, sin embargo la Ley 232 modificó los plazos para la aplicación de esta Ley, así como del Código de Familias y del Proceso Familiar, debiendo ambas entrar en vigencia plena este 6 de febrero de 2016.
El Código Civil fue elaborado por un grupo de ocho profesionales bolivianos, catedráticos de diferentes universidades del territorio nacional.