Brinks: manejan hipótesis que asaltantes enterraron el botín

Helicópteros de la Fuerza Aérea Boliviana refuerzan el control fronterizo para evitar la fuga de brasileños.
Foto: Cambio

 

(Luis Fernando Cruz Ríos  / Cambio).- El Gobierno puso ayer en duda la quema del dinero atracado a la empresa Brinks, el 30 de febrero, como señaló el cabecilla de la banda Mariano Tardelli, y maneja la hipótesis de que enterraron los 2,6 millones de bolivianos y 350.000 dólares.

En conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que la investigación se ha concentrado en tres puntos, y el primero es establecer el paradero del dinero robado, por lo que se enviaron peritos a la hacienda donde presuntamente se habría quemado. 

“Tardelli dice que se quemó accidentalmente (…) La historia de que el dinero se quemó no es creíble (…) La investigación sigue en curso y lógicamente el que sabe dónde está el dinero es el señor Tardelli”, precisó.

El otro objetivo es capturar a tres brasileños que fueron parte activa y directa del atraco, quienes están ocultos en el monte y que también están investigados en su país por asaltos a remesas con el mismo modus operandi que se registró en el país.

También buscan establecer el origen de las armas militares utilizadas por los asaltantes y dónde fueron ocultadas. “Probablemente esas armas han sido enterradas en algún lugar (…) Además de dar con las armas hay que establecer cómo las adquirieron”, manifestó Romero.

Hacienda
En ese contexto, la autoridad de Gobierno señaló que la hacienda Laura no es de propiedad de Tardelli, y que de acuerdo con la información del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) son predios fiscales. “Hay que establecer cómo es que esas tierras fiscales tienen nombres y supuestos propietarios”, sostuvo.

Buscan a 10 en el monte

  • El director de la FELCC de Santa Cruz, Gonzalo Medina, confirmó ayer que se enviaron efectivos policiales al monte para capturar a por lo menos 10 personas vinculadas con el atraco a  Brinks, del 30 de marzo.