Muertes provocadas por el tabaco aumentaron desde 1990 

Foto: Cambio
El cigarrillo, una adicción.

 

AFP

El número de fumadores diarios y de muertos relacionados con el tabaco aumentó a nivel mundial desde 1990, a pesar de los avances logrados en la mayoría de los países desde esa fecha, alerta un estudio. 

Uno de cada cuatro hombres y una de cada 20 mujeres eran fumadores diarios en 2015, esto es cerca de 1.000 millones de personas, según el informe Global Burden of Diseases elaborado por un consorcio de centenares de científicos. 

La proporción de fumadores diarios se ha reducido de forma significativa respecto a 1990, cuando uno de cada tres hombres y una de cada 12 mujeres fumaban cada día. 

Pero a pesar de este dato, el número de fumadores pasó de 870 millones en 1990 a más de 930 millones debido al crecimiento demográfico mundial. Y el número de fallecimientos atribuidos al tabaco —más de 6,4 millones de personas en 2015— aumentó en un 4,7% durante el mismo período. 

La mortalidad podría seguir creciendo en los próximos años ya que las principales tabacaleras intentan abrirse hueco en nuevos mercados, especialmente en los países en desarrollo, dice el informe publicado. 

El tabaquismo provoca una de cada 10 muertes en el mundo, la mitad de ellas en tan solo cuatro países: China, India, Estados Unidos y Rusia. 

Junto con Indonesia, Bangladés, Filipinas, Japón, Brasil y Alemania representan los dos tercios del consumo mundial de tabaco. 

“El tabaquismo sigue siendo el segundo factor de riesgo de muerte prematura y minusvalía” después de la hipertensión arterial, de acuerdo con la autora principal del informe, Emanuela Gakidou, del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud en la universidad de Washington. 

Algunos países experimentaron una fuerte reducción de la adicción al tabaco con una combinación de impuestos más altos, campañas educativas, anuncios y programas de ayuda para dejar de fumar. 

Es el caso de Brasil, que pasó de  29% de hombres que fumaban cada día a 12%, y de 19% de fumadoras diarias a 8%, entre 1990 y 2015. 

Indonesia, Bangladés y Filipinas -con 47%, 38% y 35% de fumadores diarios- no registraron, por su parte, ninguna mejora durante el mismo período.

La mitad de los fumadores diarios, esto es 500 millones de personas, podrían morir de forma prematura a no ser que dejen de fumar, añade.