La voz del mundo apoya a Bolivia

Foto: Archivo
El 5 de marzo, la reunión del ALBA resolvió apoyar el derecho marítimo de Bolivia.

Gonzalo Pérez Bejar

Bolivia logró que personalidades de distintos países y entidades expresen su voz de apoyo a la causa marítima boliviana que a la fecha se encuentra en litigio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que tiene su sede en La Haya.

Al respecto, el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, afirmó que estos apoyos son porque Bolivia hizo uso de su derecho pacífico de retornar al mar con soberanía.

“Esa posición que ha expresado Bolivia hoy en un mundo tan interconectado de redes y cibernética ha ido rompiendo esquemas tradicionales, incluso de no conocer este problema histórico, el mundo ha ido asimilando de manera mucha más didáctica nuestra demanda”, sostuvo.

Destacó que la posición boliviana tenga un respaldo de cientos de líderes, personalidades, jefes de Estado y actores, y eso se ha ganado producto de un trabajo que empezó el presidente Evo Morales.

Respaldo
Existe también el apoyo de personalidades como el jurista español Baltazar Garzón o el premio nobel Adolfo Pérez Esquivel, quien reiteró su posición sobre el problema. “Nosotros acompañamos la salida al mar de Bolivia, siempre lo hemos hecho y me parece que es un paso importante. La Haya se declaró competente”, señaló.

Fiel a su principio integracionista, el expresidente de Uruguay José Mujica reafirmó su apoyo al derecho marítimo boliviano al asegurar: “Me parece inevitable que el pueblo boliviano tenga su salida al mar como todos los pueblos de la Tierra”.

La II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida, realizada en octubre de 2015, concluyó con la aprobación de un documento que cuestiona el capitalismo y demanda un cambio de paradigma para salvar el planeta, la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática y expresa un claro respaldo a la demanda marítima boliviana.

También está el apoyo de otros líderes europeos, como la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, además del desaparecido líder de la revolución cubana Fidel Castro.

Sin embargo, el apoyo más importante lo dio el papa Francisco cuando visitó Bolivia en julio de 2015.

El Sumo Pontífice señaló que “el desarrollo de la diplomacia con los países del entorno que evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas hoy es indispensable, y estoy pensando acá en el mar, diálogo es indispensable”.

Abogó por “construir puentes en vez de levantar muros”, y señaló que “todos los temas, por más espinosos que sean, tienen soluciones compartidas, tienen soluciones razonables, equitativas y duraderas, y en todo caso, nunca han de ser motivo de agresividad, rencor o enemistad que agravan más la situación y hacen más difícil su resolución”.

Inmediatamente desde Chile, el canciller Heraldo Muñoz convocó a Bolivia a un diálogo “sin condiciones”.

Para la docente universitaria Diana Borelli, la demanda marítima se ha internacionalizado. “No se puede decir que simplemente es un aspecto unilateral de Bolivia, no es un caso bilateral con Chile, es trilateral porque entra Perú, porque es un asunto que se ha internacionalizado”, dijo.

“Ahora los académicos están estudiando con mucho detenimiento esta demanda boliviana”, afirmó.