En Ecuador se estrena la primera película kichwa

Escena de la película ecuatoriana Killa (luna en castellano).
Foto: Internet

 

(Jackeline Rojas Heredia / Cambio).- Killa (luna), la primera película que tiene más del 50% de sus diálogos en idioma originario, fue dirigida por el director kichwa otavalo Alberto Muenala y por el cineasta boliviano Guillermo Ruiz en la dirección de fotografía.

Muenala cumple así con el sueño anunciado de despatriarcalizar y descolonizar a través del lenguaje cinematográfico. Mediante la narrativa del filme se comprende que para las naciones originarias de Ecuador representa el buen vivir o vivir bien. Los directores hacen énfasis en que la producción es de dos países hermanos (Bolivia y Ecuador).

El pasado fin de semana, Killa se estrenó en salas de la ciudad de Quito, no se descarta que con la ayuda de ambos Gobiernos pueda llegar a Bolivia.

Los actores protagonistas son: Marcela Camacho, Carlos Guerrón y Sherman Cabascango. La trama se centra en el trabajo fotográfico que realiza un periodista, material que se constituye en prueba contra la corrupción, avasallamiento y daño que ejerce una empresa minera.

Otros subtemas que revela la producción son el racismo y la persecución contra las poblaciones originarias.

Ruiz, hijo del galardonado cineasta boliviano, Jorge Ruiz, tiene una larga experiencia en la producción de películas y documentales desde la perspectiva de aquellos herederos ancestrales de las culturas. Jorge Ruiz no solo aportó al país con producciones que recorrieron el mundo y fueron premiadas, como Vuelve Sebastiana, también realizó películas y documentales para Ecuador, Guatemala y Perú. 

La calidad y riqueza de sus aportes permitió que la Unesco le otorgue el título de “patrimonio documental de la humanidad a su legado fílmico que enfatizó en las poblaciones antiguas”.